Guerra a los plásticos de un solo uso: no se podrán vender a partir de julio de 2021

Un único planeta ya no es suficiente para satisfacer la gran demanda de recursos que generamos los 7.700 millones de habitantes de la Tierra, que subirán a 9.100 millones a mediados de siglo. En nuestro país se estima que hacen falta ya dos Españas y media para abastecer las necesidades de nuestra economía. Así lo señala la Estrategia Española de Economía Circular, denominada España Circular 2030, que previsiblemente el Gobierno aprobará mañana en el Consejo de Ministros. Un documento que pretende impulsar un nuevo modelo de producción y consumo basándose en dos ejes: que los productos, materiales y recursos se aprovechen durante el mayor tiempo posible y que reduzcamos al máximo la generación de residuos.

Aunque hay diferencias importantes entre los países, la tendencia global es un modelo lineal en el que predomina una sociedad de consumo habituada a reemplazar gran parte de los productos que compramos sin agotar su ciclo de vida útil. Muchos otros productos se desechan tras un solo, provocando un gran impacto en la naturaleza, aunque su uso se restringirá paulatinamente a partir del próximo año. El martes está previsto también que se inicie la tramitación del anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que entre otros aspectos, legislará el uso de productos fabricados con plástico desechables.

«Desde julio de 2021 no podremos introducir en el mercado productos de un solo uso, como cubiertos de plástico, pajitas, bastoncillos. En general, todo aquello para lo que existen materiales alternativos con menos impacto ambiental», ha señalado Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica. Utensilios que, según añadió, acaban en playas y mares.

VETO A PRODUCTOS DE UN SOLO USO

Así, sólo se permitirán los bastoncillos de algodón que entren en el ámbito de los productos sanitarios. La lista de productos que no se podrán vender a partir del 3 de julio de 2021 incluye los cubiertos (tenedores, cuchillos, cucharas, palillos); platos; pajitas y agitadores de bebidas; palitos destinados a sujetar e ir unidos a globos, con excepción de los globos para usos y aplicaciones industriales y profesionales; los recipientes y vasos para alimentos y bebidas hechos de poliestireno expandido, incluidos sus tapas y tapones.

Noticias Relacionadas