Prueban una droga que detendría el crecimiento de tumores cancerígenos no tratables

Los investigadores creen que aún los ensayos están en una etapa temprana para ver una respuesta clínica, pero adelantaron que el abordaje es "alentador" (Shutterstock)

En medio de la pandemia por el coronavirus, hay un sinfín de otras enfermedades que siguen su curso. Y de pacientes que esperan respuestas.

Es el caso del cáncer, y particularmente de algunos tipos de tumores que no responden a los tratamientos existentes y contra los que los investigadores siguen buscando abordajes superadores.

En este sentido, se probó una nueva clase de medicamento contra el cáncer en humanos por primera vez, y aparentemente detuvo o incluso revirtió el crecimiento de tumores en pacientes que no respondieron al tratamiento convencional.

El medicamento está diseñado para interferir con un mecanismo particular de reparación del ADN utilizado por el cáncer, lo que hace que los tumores sean especialmente vulnerables a la quimioterapia. Esto significa que, en teoría, podría usarse en una amplia gama de cánceres, según publicó The Times.

Aunque del estudio cuyos resultados completos se publicaron en el Revista de Oncología Clínica sólo participaron 40 pacientes, y se necesitan ensayos más amplios, los médicos dijeron que los hallazgos proporcionaron evidencia temprana de que el enfoque podría convertirse en un “potente tratamiento contra el cáncer”.

Investigadores del Reino Unido realizaron el estudio para evaluar la seguridad del berzosertib, que pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de ATR, que funcionan bloqueando la función de una proteína -llamada ATR- que ayuda a las células cancerosas a reparar el ADN dañado.

"Nuestro nuevo ensayo clínico es el primero en evaluar la seguridad de una nueva familia de medicamentos dirigidos contra el cáncer en las personas" (Shutterstock)«Nuestro nuevo ensayo clínico es el primero en evaluar la seguridad de una nueva familia de medicamentos dirigidos contra el cáncer en las personas» (Shutterstock)

El equipo admitió que aún los ensayos están en una etapa temprana para ver una respuesta clínica, pero adelantaron que el abordaje es “alentador”.

“Nuestro nuevo ensayo clínico es el primero en evaluar la seguridad de una nueva familia de medicamentos dirigidos contra el cáncer en las personas”, dijo el autor del artículo y experto en cáncer Johann de Bono, del Instituto de Investigación del Cáncer, Londres.

Si bien se cree que el daño al ADN en las células es la causa principal del cáncer, encontrar formas de evitar que las células cancerosas puedan reparar su ADN podría detener la propagación de la enfermedad.

En el ensayo de fase I, el profesor de Bono y sus colegas administraron berzosertib, ya sea solo o en combinación con quimioterapia, a 40 pacientes afectados por tumores cancerosos muy avanzados.

El equipo pudo establecer las dosis a las que el fármaco será seguro para su uso en ensayos clínicos adicionales, además de descubrir que el berzosertib por sí solo solo causa efectos secundarios leves.

Los beneficios de la droga fueron los más pronunciados en aquellos pacientes que recibieron quimioterapia junto con el medicamento, y 15 de 21 pacientes vieron estabilizarse su enfermedad, informó el equipo.

Los investigadores buscan evitar que las células cancerosas puedan reparar su ADN, lo cual podría detener la propagación de la enfermedad (Shutterstock)
Los investigadores buscan evitar que las células cancerosas puedan reparar su ADN, lo cual podría detener la propagación de la enfermedad (Shutterstock)

Además, en un paciente con cáncer de intestino avanzado se vio que sus tumores desaparecieron por completo y pudo mantenerse libre de cáncer durante más de dos años después de tomar berzosertib solo.

Una segunda paciente, una mujer con cáncer de ovario avanzado cuya enfermedad había reaparecido después del tratamiento con otro medicamento, también vio que sus tumores se redujeron después de recibir berzosertib junto con quimioterapia.

“Apuntar a la capacidad de un cáncer para reparar su ADN es una vía fundamentalmente importante para la investigación del cáncer”, dijo el director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer, Paul Workman. Y agregó: “Es emocionante ver que el primer ensayo clínico de un medicamento dirigido a un jugador clave en el proceso de reparación del ADN tenga resultados tan prometedores, y espero con ansias los resultados de más estudios que prueben el beneficio de esta nueva familia de tratamientos específicos”.

Con su estudio inicial completo, los investigadores ahora avanzan a más ensayos, con el objetivo final de desarrollar un nuevo tratamiento dirigido para pacientes que no responden a otros procedimientos.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario