Antoine Grizmann no tiene lugar en el FC Barcelona

De campeón del mundo a suplente: Antoine Grizmann no tiene lugar en el FC Barcelona

Este martes el FC Barcelona empató 2-2 con el Atlético de Madrid, dejándole al Real Madrid la posibilidad de sacar 4 puntos de ventaja en la cima de la clasificación. Quique Setién se acordó de Antoine Griezmann en el minuto 90, luego que incluso el joven Ansu Fati tuviera más minutos de juego que el campeón del mundo. El internacional galo, por el momento, no se ha quejado de la situación públicamente.

El Barcelona pagó 120 millones de euros por Griezmann en el 2019 y no parece haber sido la mejor inversión. En la presente temporada de La Liga, el francés ha jugado 32 partidos, en los cuales marcó 8 goles y sirvió 5 asistencias. Hay quienes aseguran que el problema es que todavía no se entiende a la perfección con Lionel Messi dentro del campo: Antoine metió 3 goles con pases de Leo, mientras que el argentino 2 con asistencias del francés.

Otros dicen que el responsable es el entrenador, Quique Setién, que no sabe cómo aprovechar al campeón del mundo. El 15 de junio el técnico decía que «Griezmann es irremplazable». Dos semanas después justificaba su ausencia del equipo titular: «La realidad es que pueden jugar solo 11».

Reacciones

Desde el entorno del jugador están furiosos con la situación de Antoine. Su hermano Theo publicó una serie de tuits criticando el poco tiempo de juego que tiene el delantero: «De verdad, me voy a poner a llorar», seguido de un «2 minutos…». El padre del atacante, por su parte, le disparó en su cuenta de Instagram al entrenador, quien había dicho que no le pediría perdón a Antoine por ser suplente: «Para hacer este tipo de declaraciones, debes tener las llaves del camión. No es el caso, porque eres un pasajero». Ambos borraron sus publicaciones pocos minutos después.

Martín Lasarte, quien lo dirigió hace años en la Real Sociedad, cree que el Griezmann de hoy es «una caricatura de él mismo», y agregó que lo nota «Triste, con la cabeza hacia abajo, corriendo sin mucho sentido». Un panorama desolador.

El propio futbolista prefirió jugar al misterio desde las redes sociales. Griezmann publicó dos fotos ambiguas en los últimos días. En una se lo ve riendo; en la otra, entrenando.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario