Gilber Caro y Renzo Prieto relatan sus experiencias durante su prisión

Gilber Caro y Renzo Prieto relatan sus experiencias durante su prisión

El diputado Gilber Caro, que recientemente fue excarcelado por parte de Nicolás Maduro gracias a un «indulto» firmado el 31 de agosto, recordó que estuvo ocho meses y 10 días detenido de forma arbitraria por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y manifestó que aunque el panorama político es «complicado», asume la situación desde el punto de vista humano y pidió a la ciudadanía ponerse en su lugar desde el punto de vista de los familiares y seres queridos.

A su juicio, resaltó que existe un «sentimiento nacional» tanto su caso como el de los demás presos políticos que fueron beneficiados, por las manifestaciones de cariño recibidas por los venezolanos y las ONG que los acompañaron. Recordó que desde el 22 de diciembre, cuando fue la única vez que le llevaron a un tribunal «a oscuras», estuvo durmiendo bajo una escalera ocho meses.

«No podía estirar los brazos completos. Era un metro 10 por dos metros 20 y ahí dormí ocho meses debajo de esa escalera. Los últimos días, mi hermana me vio en unas condiciones donde no tenía con quien hablar (…) y pensé que podría llegar al borde de no coordinar los pensamientos (…) ella me vio en unas condiciones a distancia. Fue un error de la institución porque mi familia llegó a un lugar donde uno por lo general trata de cubrirse porque cuando uno está preso, tiene que protegerse de algunas cosas», relató durante una entrevista concedida a Onda este miércoles 2 de septiembre.

Resaltó que con esta situación la familia también sufre.

Describió que durante su reclusión vivió dos etapas: En una, donde pudo tener acceso «algunas veces a un baño». Recordó que estuvo muchos años en prisión y en esta oportunidad, no tuvo un baño en la celda por estar debajo de una escalera, en la que las personas subían y bajaban y cuando llegaban de madrugada, los funcionarios podrían despertarlo aunque no había mucho ruido.

Después de julio, no pudo ir al cuarto de baño y se vio obligado a hacer todo dentro de la celda: Bañarse, dormir y sus necesidades fisiológicas. «Una vez duré 17 días sin ir al baño y cuando tomo mucho líquido (…) Me mantuve trotando en un espacio de unos 70 centímetros para mantenerme físicamente y gracias a los amigos que me hacían llegar proteínas y comida».

Expresó que lavaba los platos un poco más del tiempo que le permitían con el fin de «entretenerse porque no había nada con qué hacerlo». Manifestó que estar en la cárcel en solitario es «fatal» porque se «deshumaniza», pero en su reclusión se refugió en las Escrituras.

Gilber Caro manifestó tener mucha paz y recalcó que sigue siendo diputado, cargo que ejerce sin ansias de poder y sin ambiciones. Evitó decir si se postulará a las elecciones parlamentarias al decir que su mente está compartir con su familia, por lo que lo político -destacó- que aunque es importante, está en un segundo plano.

Manifestó haberse sorprendido por la noticia del «indulto», así como también por la medida de casa por cárcel que recibió el parlamentario Juan Requesens, mientras que respecto a las negociaciones llevadas a cabo por un sector de la oposición, dijo que la democracia es «diversa» y en la actualidad, quienes asuman la responsabilidad y seriedad el futuro del país «abona» al argumento que se hizo política en un momento convulso.

Dijo que ha podido comparar la situación de ser un preso político y un preso común, pero recalcó que en la prisión política hay una «discriminación» respecto a los detenidos por delitos comunes. Reveló que desde el 17 de diciembre ya sabía que lo iban a «guardar» porque venían las elecciones del 5 de enero y que había «propuesta económica» para varios parlamentarios. Tras su detención, pasó por varios centros de reclusión.

Renzo Prieto: No reconozco el «indulto» porque estuve secuestrado

El diputado Renzo Prieto conversó en VPI sobre su detención arbitraria y su reclusión durante más de cinco meses, explicando que fueron diferentes a su experiencia anterior porque «fue en otra lugar, en otra sede y en otra institución» porque en esta oportunidad estuvo en la sede del FAES, mientras que en su primera detención estuvo recluido en la sede del Sebin.

“Estos últimos 16 meses fueron diferentes al anterior, otro lugar, antes fue el Sebin en el Helicoide, esta vez fue en las FAES, que han creado en un lugar de Caracas donde simplemente había dos celdas de máximo 5 metros cuadrados. Conviví en una sola celda con dos de mis compañeros tachirenses, amigos de toda la vida que fueron detenidos conmigo, pasamos allí casi todo el tiempo con otras tres personas, éramos seis en una misma celda, no podíamos salir ni siquiera a caminar”, contó este miércoles 2 de septiembre.

Detalló que no se podía distinguir del día y la noche, así como solo disponían un poco de luz que llegaba del pasillo porque en la celda no había un bombillo. Esta luz estuvo prendida durante las 24 horas al día. Denunció que durante su reclusión, solo salieron cuatro veces al sol cuando fueron llamados a trámites judiciales, siendo la primera vez que salieron fue el 15 de julio y allí sufrió de una insolación leve.

Calificó lo ocurrido como «tortura física», aunque no recibió golpes. Además, relató que tuvo que dormir en el piso y los tres primeros días de su detención, estuvo esposado a una cama y luego fue llevado al calabozo.

«Temblando, mis compañeros trataban de darme calor, no paraba de temblar, nunca paré de temblar, a mis compañeros les preocupó. Solo contábamos con la ropa que teníamos puesta, el pantalón y la camisa que cargaba puesta cuando me detuvieron, así pasamos 19 días, sin podernos cepillar, sin ducharnos, sin una cobija, nada”, comentó Renzo Prieto.

Explicó que duró con la ropa con la que fue detenido 19 días, sin poderse cepillar y esperar unos seis días para ducharse.

Renzo Prieto manifestó no reconocer ningún «indulto» porque estuvo “secuestrado” en un lugar donde no podía ver ni la luz del sol.

Sobre el tema electoral, el opositor no ve condiciones para que se realicen comicios por lo que aseguró que no participará ante el llamado del chavismo a unas parlamentarias para el 6 de diciembre.

“En el tema de participar o no, hay que ahondar y en lo particular ahorita actualmente diría que no por lo que he visto. Si lograran las condiciones, si en verdad fueran unas elecciones justas como todos esperamos que lleguen a ser en Venezuela, tendríamos que ver (…) Pero actualmente no participaría”, sentenció Renzo Prieto.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario