«Quieren justificar la ejecución»: Las irregularidades en el caso de las niñas argentinas abatidas por el Ejército en Paraguay

Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba, ambas niñas de 11 años, murieron el 2 de septiembre en un polémico operativo de las Fuerzas Armadas contra un campamento del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), ubicado en una región selvática del departamento de Concepción. A juzgar por las declaraciones del Gobierno, podrían tratarse de homicidios a manos del Estado: «Dos integrantes de este grupo armado han sido abatidos», comunicó inicialmente el presidente, Mario Abdo Benítez, aunque se refería a esas pequeñas. 

Así, para saber cómo fueron las circunstancias de los decesos, debería iniciarse una investigación con todas las garantías que requiere el derecho penal. Sin embargo, la abogada que representa a las madres de las menores, Daisy Irala Toledo, le dice a RT que ya se cometieron muchas irregularidades, advierte que las autoridades intentan obstaculizar el proceso judicial y que incluso pretenden alejar a Buenos Aires del caso, porque las víctimas tenían nacionalidad argentina. 

RT: ¿Se pudo avanzar en algo con la investigación de estos posibles crímenes?

D.I.T.: No nos dejan tener ningún tipo de acceso a las actuaciones por el momento, alegando que hay procedimientos en curso, que probablemente se van a dividir las causas o que faltan apostillados de Cancillería para mi poder. Un sin número de obstáculos para acercarme a cualquier expediente o carpeta.

RT: Entonces están a ciegas, y la Justicia no te reconoce como abogada defensora. ¿El Poder Judicial les comunica qué pasa con el caso?

D.I.T.: La información no es compartida con esta representación. 

RT: ¿Cómo describirías el rol de las autoridades?

D.I.T.: El Estado paraguayo, en vez de iniciar rápidamente una causa penal para esclarecer las ejecuciones extrajudiciales de estas niñas, identificar cuáles fueron los comandos de operaciones, bajo qué orden y toda la escala jerárquica, prefirió iniciar un proceso penal contra las mamás de las víctimas, Miriam Villalba Ayala y Laura Villalba Ayala [ambas están en Argentina]. No a las fuerzas militares. El Gobierno paraguayo no tiene la intención de investigar.

RT: El Gobierno de Alberto Fernández comunicó que las menores figuran en su Registro Nacional de las Personas, confirmando que eran argentinas. Sin embargo, la administración de Abdo Benítez lo niega, y afirma que eran paraguayas, aunque no mostró evidencias de ello. ¿Qué está ocurriendo? 

D.I.T.: El Gobierno argentino ya aclaró, suficientemente, que las niñas son argentinas. Están registradas allá, nacieron allá, estaban en la escuela allá, y las documentaciones son todas legales. Paraguay insiste con que son paraguayas para justificar la ejecución, procesar penalmente a las madres y que no exista la presión de un Gobierno extranjero. Para que quede impune.

Comaprte esto con tus amigos...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario