Argentina: Una nueva denuncia involucra a Macri en el espionaje ilegal

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) denunció este miércoles que el pasado gobierno, encabezado por Mauricio Macri, espió de manera ilegal a los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, que desapareció en noviembre de 2017 y fue rescatado un año después sin ningún sobreviviente.

Cristina Caamaño, actual interventora de la AFI, interpuso la denuncia esta mañana en la Fiscalía de la ciudad de Mar del Plata, ubicada a 400 kilómetros de Buenos Aires.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio a conocer el comunicado que explica que el espionaje no fue ordenado por ningún juez, por lo que es ilegal, y se habría llevado a cabo mientras el submarino aún estaba desaparecido.

«La denuncia penal incluye un pedido de citación a indagatoria al expresidente Macri en su calidad de responsable de fijar la política de inteligencia», señaló el escrito.

El documento agrega que también se pidió la declaración del extitular de la AFI, Gustavo Arribas, y la exsubdirectora Silvia Majdalani, quienes ya son investigados en otras causas por espionaje clandestino masivo contra políticos, dirigentes sociales y periodistas, entre otros, y que se tramitan en un juzgado de la provincia de Buenos Aires.

«La Agencia no tenía, y menos aún hoy tiene, competencias para realizar este tipo de tareas», aseguró Caamaño, quien agregó que las pruebas se encontraron en soportes digitales que estaban en la delegación Mar del Plata del organismo.

Pruebas

El material hallado, que consta de tres discos rígidos, da cuenta de seguimientos sistemáticos y fotografías tomadas entre enero y junio de 2018, mientras los familiares de los 44 tripulantes fallecidos reclamaban al gobierno macrista que intensificara la búsqueda del submarino, que había desaparecido el 15 de noviembre de 2017 y que fue encontrado un año después, por una empresa privada.

La denuncia indica que parte de las tareas de espionaje fueron hechas frente a la Base Naval de Mar del Plata y durante movilizaciones, como las que los familiares realizaron en el Consejo Deliberante de esa ciudad y en el monumento al general San Martín.

«El material demuestra que la AFI hizo producción de inteligencia ilegal sobre familiares, amigos y allegados de los tripulantes del ARA San Juan, por el solo hecho de pertenecer al colectivo de familiares de las víctimas del hundimiento», señaló la denuncia.

Este tipo de operaciones son improcedentes, añade el recurso, porque «queda claro que los familiares de las víctimas no pertenecen a grupos terroristas de criminalidad organizada, y menos aún que las tareas de inteligencia llevadas a cabo cuentan con algún tipo de venia jurisdiccional».

La denuncia destaca que las tareas de inteligencia no fueron ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado, sino dispuestas por las autoridades del organismo que hoy se encuentra intervenido.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario