Putin mantiene una conversación telefónica con el primer ministro de Armenia en medio de la escalada de tensiones entre Bakú y Ereván

Pashinyan y Putin discutieron cooperación de Armenia y Rusia | Rusia,  Armenia, Georgia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, mantuvo este domingo una conversación telefónica con el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, con respecto a la reciente escalada entre este país y Azerbaiyán en la región disputada de Nagorno Karabaj.

La conversación tuvo lugar por iniciativa de la parte armenia.

«La parte rusa expresó su gran preocupación por la reanudación de enfrentamientos armados a gran escala. Se señaló que ahora es importante realizar todos los esfuerzos necesarios para evitar una mayor escalada del enfrentamiento y, lo más importante, es necesario detener las acciones militares«, comunicaron desde el Kremlin.

Previamente, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo armenio, Zohrab Mnatsakanián, durante la cual «expresó su seria preocupación por las hostilidades a gran escala en curso» y llamó al alto el fuego entre los dos países. Además, Lavrov anunció la disposición de Moscú a emprender «esfuerzos de mediación» para estabilizar la situación en Nagorno Karabaj.

Se informa que se está preparando una conversación telefónica entre Lavrov y el ministro de Exteriores de Azerbaiyán, Ceyhún Bayrámov.

La nueva escalada entre Armenia y Azerbaiyán en la región se reanudó en la mañana del 27 de septiembre. Ambas partes iniciaron hostilidades acusándose mutuamente de provocaciones y bombardeos de zonas fronterizas. 

Nagorno Karabaj es una república autoproclamada en la Transcaucasia cuya población está formada casi totalmente por armenios. Azerbaiyán reclama sus derechos sobre este territorio.

Este domingo, el Parlamento de Azerbaiyán declaró el estado de guerra en varias regiones del país en medio de la escalada con Armenia. Además, se introducirá el toque de queda en Bakú, Ganca, Yevlax, Goygol y varias otras ciudades del país.

Anteriormente, Armenia y la República de Nagorno Karabaj declararon estado de guerra y la movilización general.

Durante un discurso al pueblo armenio, el primer ministro del país aseveró que Azerbaiyán «declaró la guerra a todo el pueblo armenio» y advirtió que Bakú «puede iniciar acciones militares en sus fronteras con Armenia y recurrir a provocaciones para desestabilizar la situación en la región».

Pashinián asimismo llamó a la comunidad internacional a evitar una escalada en la región, así como a imposibilitar la involucración de Turquía en el conflicto, que previamente expresó su apoyo a Azerbaiyán.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario