El caso de pedofilia que horroriza a Chicago

Chicago

Un joven de 18 años en Chicago fue sorprendido abusando sexualmente de una menor de 7 años durante su clase virtual, ante la mirada horrorizada de la profesora y demás niños que atendían la clase, a quienes la docente les repetía que apagaran sus cámaras.

Sucedió el pasado jueves 15 de octubre en el vecindario de West Chesterfield en el South Side de Chicago, a donde las autoridades de policía llegaron poco después de las 3:30 p.m. y arrestaron al hombre identificado como Catrell A. Walls.

Por su parte la niña fue llevada al Comer Children’s Hospital de la ciudad tras el ataque, el cual fue perpetrado cerca de la 1:30 p.m. cuando el curso de primero de primaria al que asiste la menor de manera virtual estaba en receso.

El ataque fue reportado por la maestra de la niña, quien vio como en la pantalla el hombre de 18 años abusaba sexualmente de la pequeña.

Momentos antes la maestra había pedido a los niños que silenciaran sus micrófonos y apagaran sus cámaras para que pudieran tener un momento de receso durante las clases online.

La pequeña víctima silenció su micrófono pero no apagó su cámara por lo que toda la clase vio como el Walls la obligaba a hacerle sexo oral. Horrorizada la maestra gritó a toda la clase que se saliera de la sesión y comenzó a llamar por el nombre a la niña, en ese momento Walls cierra la pantalla del computador.Castrel Walls, de 18 años, fue captado en video abusando sexualmente de una menor de 7 años.Castrel Walls, de 18 años, fue captado en video abusando sexualmente de una menor de 7 años.

Durante el tiempo que se transmitió el abuso varios de los compañeritos de la víctima alcanzaron a preguntar ¿Qué está pasando, qué está pasando?».

Según reporta el Chicago Tribune, la víctima habló con los fiscales del caso y aceptó que Walls había estado abusando sexualmente de ella durante lo corrido del año.

“La víctima reveló: ‘me hizo poner mis labios sobre (él) y esto ha pasado antes, y no quiero que mi papá lo sepa, es un secreto’”, dijo al medio estadounidense Andreana Turano, la fiscal adjunta del contado de Cook (Chicago).

La fiscal afirmó que la pequeña de 7 años no quería hablar en un principio y que sólo reconoció que Walls “simplemente la golpeó”, pero después contó como el joven llevaba abusando de ella, haciéndola guardar su “secreto”.

Según Turano, Walls mostró con sus actos un total desprecio por los niños y una “insensibilidad desenfrenada por la vida humana”.

El caso lo está escuchando el juez Charles Beach, quien el pasado sábado llevó a cabo la primera audiencia contra Walls, el cual fue acusado de agresión sexual criminal depredadora de una víctima menor de 13 años.

De acuerdo a las declaraciones de la fiscal en dicha audiencia, la cual se celebraba para determinar si Walls tendría libertad bajo fianza, el agresor habría manifestado remordimiento al ser puesto en custodia, repitiendo entre llanto: “no sé por qué” y “lo siento, lo siento”.

La defensa de Walls argumentó que el joven estaba en último año de secundaria y planeaba terminar sus estudios, que tenía “lazos familiares extensos” además de un trabajo en construcción al que acudía 40 horas a la semana, a veces seis días por semana, por lo que no representaba un riesgo de fuga.

Además señaló que el acusado no tenía antecedentes por violencia sexual.

Sin embrago, el juez Beach decidió negarle la fianza a Walls porque sí tenía antecedentes por un crimen de posesión de armas, por el cual pagaba una libertad condicionada.

Además, el juez resaltó que el crimen de agresión sexual contra la menor fue “transmitido en video… varias personas lo vieron, incluido el maestro”.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario