OVP denunció maltrato a reclusos de Uribana

“Hasta que no encontremos todo, no nos vamos”, fueron las palabras de los funcionarios del Grupo de Respuesta Inmediata y Custodia (GRIC) del Ministerio de Servicios Penitenciarios, mientras caminaban entre un grupo de presos a los que mantienen agachados en las canchas, sin ropa y bajo el sol desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

Este es el castigo que han venido recibiendo los presos de la Comunidad Penitenciaria David Viloria, mejor conocida como la cárcel de Uribana, ubicada en el estado Lara, luego de que se registrara un motín el pasado 6 de enero que culminó con un recluso fallecido y al menos nueve heridos.

Según las denuncias recibidas por el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) los presos llevan cinco días sometidos a castigos y los más afectados son los de los módulos 5, 6 y 7, que fue donde se registró el alzamiento por parte de los reclusos.

Luego de que Roiber Alejandro Pereira Mendoza, de 24 años de edad, fuera asesinado de un disparo en el pecho y que además resultaran baleados 9 reclusos más, quedó en evidencia que dentro del penal que está bajo régimen penitenciario había armas de fuego.

El 7 de enero cuando los funcionarios tomaron el control del penal estos tres módulos fueron sometidos a una requisa exhaustiva. En el lugar encontraron gran cantidad de ropa que no eran uniformes, además de grandes cantidades de alimentos crudos, que habían contrabandeado los presos. De la misma forma encontraron bebidas y sustancias ilícitas, armas blancas; sin embargo, no han conseguido la totalidad de armas de fuego que saben que hay dentro del penal, según relató una fuente interna al OVP.

Por esta razón es que continúan las requisas, que además son sorpresivas y a diario, mientras a los presos los mantienen en canchas o los patios llevando sol y hasta se han mojado porque ha llovido.

Los familiares denuncian que no han tomado en cuenta que en esos módulos hay personas mayores, unas enfermas, incluso hasta sin tratamientos porque también se los botaron y ya varios de los privados de libertad de Uribana que se han podido comunicar han expresado sentirse mal de salud. De la misma forma, han denunciado que presuntamente el personal de custodia del penal los han golpeado.

Las porciones de comida le están llegando una sola vez al día, mientras al resto de la población reclusa los dejan hasta sin probar un trago de agua, aunque aseguran no haber participado en el motín.

Traslados a Fénix

En medio de los supuestos maltratos, los presos de Uribana han recibido amenazas de ser trasladados hasta el Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como cárcel de El Dorado, ubicada en el estado Bolívar, pero hasta ahora ningún recluso ha llegado hasta ese penal.

Asimismo familiares de presos que son del estado Yaracuy exigen su traslado a su penal de origen que sería el Internado Judicial de Yaracuy, conocido como La Cuarta.

Por otra parte, OVP pudo conocer que los presos con sentencia firme que permanecían en Uribana, que es un centro penitenciario para procesados, fueron trasladados hasta la Comunidad Penitenciaria Fénix Lara, donde albergan a los penados.

Hombres y mujeres fueron trasladados hacia ese penal, al tiempo que los familiares se preocupan porque indican que en este penal la alimentación es realmente escasa y por eso los presos terminan enfermos y hasta muertos.

Agencias.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario