Transportistas en Carabobo ven «inviable» instalación del nuevo sistema de cobro del pasaje

La secretaria de Finanzas del Sindicato Único del Transporte en Carabobo, Marleni Campos, aseveró el lunes 18 de enero que la implementación por parte del Ejecutivo nacional de un sistema que permita el cobro del pasaje de forma automatizada, es «inviable» porque cada chofer debe gastar en ese equipamiento un monto que no disponen.

Campos recordó que muchos de los transportistas están quebrados y más del 80% de las unidades de transporte público en la entidad se encuentran paralizadas debido a los altos costos de los repuestos, por lo que enfatizó estar en desacuerdo con la medida de poner esos puntos de venta ya que a su juicio, no benefician en nada la situación.

“La experiencia del pasado nos dice que será un fracaso. Ni siquiera funcionó con los tickets que eran un subsidio directo para los estudiantes”, aseguró al portal El Carabobeño.

El Sindicato Único de Transporte en la entidad carabobeña maneja la información extraoficial de que el equipo para el cobro del pasaje, que les permita no manejar el efectivo por la escasez que hay del papel moneda y por la hiperinflación que se registra en Venezuela, oscila entre $280 y $480; un dinero que no tienen para pagar. Si lo instalan, deben dar el 8% de lo que ganen a los operadores del sistema digital y a la banca.

“Ya estamos bien golpeados, somos los más perjudicados con la situación económica actual porque todo el comercio se cobra en dólares menos el transporte, y ahora se quiere lucrar la banca y una empresa nueva que viene a hacer las máquinas y son los que se llenaran de dinero”, expresó Campos.

Advirtió que el trabajo del transporte público en la entidad se ha visto cada vez más reducido porque solo pueden hacer el recorrido de las rutas una vez a la semana -coincidiendo con las flexibilizaciones- o cada 15 días, producto de la escasez de gasolina que golpea a los venezolanos.

De igual forma, alertó que aquellos choferes cuyas unidades usan gasoil, también pasan penurias porque pueden perder hasta dos días para repostar debido a que la única bomba habilitada es la de la terminal del Big Low Center y las «mafias» hacen su trabajo porque piden dólares para anotarlos en una lista y cinco al momento de estar surtiendo de combustible.

» Los que laboran en las estaciones de servicio son los que se llenan de dinero y nosotros estamos quebrados”, dijo.

Lamentó que las vicisitudes que están padeciendo se las deban trasladar a los usuarios porque cada vez menos habrán carritos por puesto que circularán por la entidad y las personas deberán ingeniárselas para llegar a sus destinos.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario