Cerca de 23 millones de niños de todo el mundo dejaron de recibir en 2020 las vacunas básicas por causa de la pandemia

La pandemia de covid-19 ha provocado en la mayoría de los países una caída en las tasas de vacunación infantil, provocando que 23 millones de niños de todo el mundo se quedaran en 2020 sin las vacunas del esquema básico de inmunización; es decir, cerca de 3,7 millones más que en 2019, de acuerdo a los datos oficiales publicados este miércoles por la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF.

Según tales estimaciones, además, un gran porcentaje de esos menores, alrededor de 17 millones, probablemente no recibieron ni una sola vacuna durante el pasado año, situación predominante entre aquellos que enfrentan un acceso limitado a «los servicios sanitarios básicos y a los servicios sociales fundamentales».

En América, «la escasez de fondos, la desinformación sobre las vacunas, la inestabilidad», entre otros factores, han ocasionado que la cobertura de los programas de inmunización infantil continúe disminuyendo de forma «preocupante». Se calcula que para el 2020 no más de 82 % de los infantes estaban completamente vacunados contra tétanos, difteria y tosferina (Tdap), frente al 91 % registrado en 2016. México, Argentina y Venezuela fueron las naciones donde más se incrementó el número de menores sin vacunar.

«Mientras los países claman por conseguir las vacunas contra el covid-19, hemos retrocedido en otras vacunaciones, dejando a los niños en riesgo de contraer enfermedades devastadoras pero prevenibles, como el sarampión, la poliomielitis o la meningitis», advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. 

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario