ONGs estadounidenses donaron 6 millones de jeringas a Cuba

Organizaciones y grupos de Estados Unidos que rechazan el bloqueo de Washington a Cuba anunciaron este jueves la donación de 6 millones de jeringas de vacunación a la isla, que atraviesa una fuerte crisis económica, provocada en parte por la caída brutal del turismo durante la pandemia, y registra una fuerte suba de contagios de Covid-19.

En un acto en la embajada de Cuba en la capital estadounidense se formalizó la entrega, aunque 2 millones de los 6 ya llegaron el fin de semana último al puerto de Mariel.

La compra y el envío de las jeringas fueron coordinados por Global Health Partners, una organización estadounidense que envía medicamentos y suministros médicos a Cuba desde 1994.

«El país tiene una escasez de 20 millones de jeringas vitales para el objetivo de vacunar a toda la población cubana contra el Covid-19», dijo el grupo en su convocatoria para recaudar fondos.

Según los organizadores, más de 500.000 dólares fueron donados en todo el país.

La compra y el envío de las jeringas fueron coordinados por Global Health Partners, una organización estadounidense que envía medicamentos y suministros médicos a Cuba desde 1994

Entre las organizaciones que impulsan la iniciativa están la Campaña SavingLives (una coalición de decenas de grupos contrarios al embargo), las organizaciones Codepink y The People’s Forum, el Sindicato Internacional de Estibadores y Almacenes (ILWU), la organización Socialistas Democráticos de América (DSA), y dos grupos conformados por cubano-estadounidenses: el Movimiento No Embargo Cuba y Puentes de Amor.

Medea Benjamin, confundadora de Codepink, rematrcó la necesidad de poner fin al embargo comercial impuesto por Estados Unidos a Cuba en 1962, pero subrayó que las restricciones no impiden el envío de ayuda humanitaria, aunque el proceso para concretarlo sea «largo y engorroso».

«Es muy difícil conseguir que una empresa esté dispuesta a vender, aunque sea legal. Aún así, tienen miedo, y lo mismo sucedió con las compañías navieras, que están simplemente aterrorizadas, no solo del gobierno de Estados Unidos, sino de la represalia de los cubano-estadounidenses de derecha», aseguró a la agencia de noticias AFP.

Cuba, que no se adhirió al programa de distribución global de vacunas Covax, empezó a inmunizar a su población a mediados de mayo con candidatas a vacunas desarrolladas en la isla.

Unos 3.300.000 millones de personas en Cuba (casi el 30% de la población) había recibido al menos una dosis de alguna de las candidatas o de la vacuna Abdala, ya autorizada por las autoridades regulatorias cubanas, según el último informe oficial.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario