El ELN anuncia su disposición a reanudar los acuerdos de paz con el Gobierno de Petro

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia anunció su disposición de reanudar los diálogos de paz durante el Gobierno de Gustavo Petro, que se instalará en el país suramericano el próximo 7 de agosto.

«El ELN mantiene activo su sistema de lucha y resistencia política y militar, pero también su plena disposición para avanzar en un proceso de paz que dé continuidad a la mesa de conversaciones iniciada en Quito en febrero de 2017″, dice un comunicado del grupo guerrillero.

La agrupación emitió ese comunicado luego de conocerse el triunfo de Petro en el balotaje de los comicios presidenciales, celebrado el domingo en Colombia. Según los resultados de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el candidato izquierdista obtuvo la victoria con 50,44 % de los votos (11.281.013 sufragios), frente al 47,31 % (10.580.412) obtenido por su contrincante, Rodolfo Hernández.

En el comunicado, titulado ‘Vamos con los cambios y la paz’, el ELN dice que la administración de Petro deberá «encarar los cambios para una Colombia en paz» y señala que entre los más «urgentes», además de una una nueva Doctrina de Seguridad y Derechos Humanos, están «la inclusión política y económica, una economía soberana sin depredación, y una nueva Doctrina de Seguridad y Derechos Humanos». 

En el texto señala que actualmente en Colombia, las dos causas que impiden superar el conflicto armado y la violencia política son «la Doctrina de Seguridad Nacional, que define a los opositores como enemigo interno, que prioriza el uso de la fuerza y desecha el diálogo para encarar los problemas»; y «el añejo régimen clientelar violento, mutado hoy en un sistema corrupto y mafioso».

El ELN dice que Colombia tendrá un Gobierno respaldado por el movimiento popular si Petro se posesiona para hacer los cambios que encaminen «a superar el clientelismo y sacar la violencia de la política, avanzar en planes de inclusión social que contemplen empleo y emprendimientos para las mayorías, un plan de reforma agraria, un nuevo modelo de lucha contra las drogas y le da continuidad al proceso de paz».

Sin embargo, dijo que tendría al pueblo en las calles, reclamando cambios con más vehemencia que en 2019 y 2021, «si se instala para hacer más de lo mismo».

Diálogo suspendido

El ELN inició negociaciones de paz con el anterior Gobierno colombiano, presidido entonces por Juan Manuel Santos, en febrero de 2017. El proceso arrancó en Quito, Ecuador; sin embargo, en abril de 2018, el entonces mandatario Lenín Morenoanunció que su país dejaría de ser sede y garante de las conversaciones.

Desde mayo de 2018, el diálogo fue trasladado a La Habana, Cuba. La última ronda, concretamente el sexto ciclo de conversaciones, culminó el 1 agosto de ese año sin mayores avances. Por esas fechas, Santos aseguró que sí había logrado «después de muchos esfuerzos, dejar sentadas las bases para continuar«.

El 7 de agosto de ese mismo año, Iván Duque tomó posesión de la Presidencia de Colombia e informó que evaluaría la continuidad de los diálogos. Más adelante, condicionó la reanudación de las conversaciones a que la guerrilla liberara a las personas retenidas en su poder y suspendiera unilateralmente el fuego.

En enero de 2019, Duque suspendió definitivamente el diálogo, tras el atentado contra la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander, en Bogotá, que dejó más de 20 fallecidos y 60 heridos.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario