Cómo se enteró Carlos III de que su madre estaba muriendo: “Todo fue silencio”

El jueves 8 de septiembre el mundo se conmovió con la noticia de que la reina Isabel II del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del norte, había fallecido a los 96 años, luego de haber reinado durante siete décadas. Es la monarca que más años ha estado en el trono británico.

Sus médicos fueron los encargados de comunicar que su salud se había deteriorado considerablemente, al punto que manifestaron públicamente su preocupación, obligando así a que los familiares más cercanos de la reina tuvieran que viajar de urgencia al casitillo de Balmoral en Escocia, para acompañarla en su lecho.

Pero, ¿cómo se enteró Carlos, el hijo mayor y heredero al trono de la reina Isabel, de que su madre estaba muriendo?

El rey habría recibido una llamada telefónica de su madre, la cual se describió como “frenética” y que instantes después “todo quedó en silencio”, según la reconstrucción del hecho que realizaron testigos directos.

El principal de ellos es Jenna Bush Hager, hija del ex presidente de Estados Unidos, George Bush, quien estaba a punto de entrevistar a la ahora reina consorte Camila cuando se escuchó a un asistente correr por el pasillo hacia donde ellas se encontraban para comunicarle el mensaje.

Minutos después, tanto Carlos como Camila, abordaron de urgencia un helicóptero para trasladarse hasta el castillo de Balmoral donde agonizaba la reina Isabel II.

Carlos y Camilia a punto de abordar un vueloCarlos y Camilia a punto de abordar un vuelo

Jenna Bush aseguró que para los miembros de la familia real, la noticia de la salud de la reina “fue una sorpresa”.

La escritora cenó con el entonces príncipe Carlos la noche antes de la muerte de la reina. “Fue una cena agradable, me dijo que su ´amada esposa´ no podía esperar para reunirse conmigo el día siguiente (para la entrevista)”.

“Yo creo que fue una sorpresa, pasamos una noche espectacular, tuvimos una convesación muy alegre por eso pienso que fue una sorpresa”, dijo Bush.

Con respecto a cómo fue el momento en el que Carlos fue informado de lo que pasaba, la escritora relató: “Escuchamos ruido y vinieron a decirnos que por favor guardáramos silencio porque el ahora rey Carlos estaba atendiendo una llamada en su oficina, después escuchamos un helicóptero despegar y vinieron a decirnos ´su entrevista fue pospuesta, se acaban de ir a Balmoral´… dijeron ´la reina está enferma y se fueron porque deben estar con ella´”.

La escritora estadounidense Jenna Bush HagerLa escritora estadounidense Jenna Bush Hager

Por su parte, el periodista Jack Royston, encargado de llevar la fuente relacionada con los asuntos de la realeza para el medio Newsweek, dijo que, “Carlos y Camilla estaban en Dumfries House”, al momento de ser informados de la situación de Isabel II.

“Camilla en realidad estaba a punto de grabar una entrevista con Jenna Bush Hager, quien dijo que escuchó pasos corriendo en el pasillo”, aseguró.

“Cuando Carlos recibió la llamada se pidió guardar silencio, lo siguiente que supo fue que Carlos y Camilla estaban en un helicóptero. Y eso fue a las 12:30, así que fue exactamente a la misma hora que nos dijeron”, agregó Royston en declaraciones a en el programa “The Royal Beat” en el medio True Royalty.

Horas después, el Palacio de Buckingham anunció la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra.

La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina Consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, publicó la familia real en Twitter.

El ataúd de la reina Isabel, envuelto en un estandarte real y adornado con la corona del estado imperial, se muestra durante la recepción de su estado en Westminster Hall en Londres, Gran BretañaEl ataúd de la reina Isabel, envuelto en un estandarte real y adornado con la corona del estado imperial, se muestra durante la recepción de su estado en Westminster Hall en Londres, Gran Bretaña

La reina Isabel II será enterrada el lunes 19 de septiembre en una ceremonia privada en el castillo de Windsor, así lo dio a conocer este jueves la Casa Real, mientras miles y miles de personas desfilaban por su capilla ardiente en Londres tras superar una cola de ocho kilómetros.

La muerte de la monarca a los 96 años, hace una semana, puso fin al reinado más largo de la historia del Reino Unido y su vida merece “un homenaje adecuado”, explicó Edward Fitzalan-Howard, duque de Norfolk, la persona que lleva dos décadas preparando el funeral.

“El respeto, la admiración y el afecto que se profesaba a la reina hacen que nuestra tarea sea (…) un honor y una gran responsabilidad”, añadió en un encuentro informativo con la prensa.

La monarca recibirá sepultura en privado en una capilla familiar de la iglesia de San Jorge el lunes a las 19H30 hora local, en el castillo de Windsor, la gran residencia real al oeste de Londres, tras un servicio funerario.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario