Exmilitares colombianos detenidos en Haití estarían sin agua y sin comida, aseguran familiares

Los colombianos detenidos en Haití, acusados del asesinato del presidente Jovenel Moïse, pasan por una situación precaria, en condiciones díficiles de reclusión en el país centroamericano.

De acuerdo con información revelada por la revista Semana, por el momento estas personas no han sido escuchadas en declaración y su situación estaría más complicada debido a las tensiones políticas y sociales en Haití.

Haití está revolucionada, están cerrando los consulados, ya hay cuatro consulados cerrados: los de Canadá, Francia, España y República Dominicana y están sacando a los diplomáticos de ese país, están cerrando todo”, señaló la esposa del teniente detenido Jeiner Carmona, por medio de un audio al medio mencionado .

La mujer además agregó que en este momento sus familiares “quedaron en el limbo con todo cerrado” en Haití.

Los familiares de los exmilitares presos hace un tiempo habían logrado en conexión con algunos habitantes del sector para entrarles comida a los detenidos, pues en el centro carcelario les suministraban alimento cada tres días. Sin embargo, con la sitaución actual de Haití, el abastecimiento será suspendido porque los supermercados están cerrados.

Ayer me llamó Emmanuel, que es el muchacho con el que yo hablo para coordinar lo de la comida y me dijo que el supermercado estará cerrado hasta nueva orden, eso realmente me angustia mucho porque no hemos podido gestionar nada del supermercado”, aseguró la mujer con angustia.

Asimismo, la familiar expresó su preocupación agregando en el audio que: “La persona que contraté para que le entre desayuno no ha podido volver a entrar, me preocupa mucho el tema del agua y de la comida, porque en estos días no van a tener nada”.

Por otro lado, también se pudo conocer que los guardias de la prisión cierran las celdas de a tres días, después cuando deciden abrir las puertas y necesitan ingresar al interior de los patios, usan a los connacionales como escucdos humanos para su entrada.

Los ponen ahí como para ver si los matan o si se arma un motín; ellos son como los más visibles en toda la cárcel. Se han dado cuenta, según información que les ha llegado, de que la idea es que se arme el motín y que ellos sean asesinados”, indicó otra de las familiares.

Teniendo en cuenta que, desde el 15 de julio Colombia no cuenta con el cónsul en este país, lo que complica la situación para los 18 exmilitares colombianos detenidos en Haití. Adicional a esto, se debe mecionar que varias ocasiones se ha informado que estarían en “riesgo inminente de muerte”, pues están en un centro carcelario que tiene medidas cautelares de la Comisión Internacional de Derechos Humanos por su peligrosidad.

Vale resaltar que, el 7 de julio de 2021 fue asesinado en el presidente de Haití, Jovenel Moïse, en la casa presidencial; las autoridades de este país capturaron a 18 colombianos, entre los que se encontraban exmilitares del Ejército. Después de un año de este hecho, el juicio en contra de los connacionales sigue estancando y no hay mucha claridad sobre los hechos que terminaron con la vida del jefe de Estado.

Las familias de los colombianos afirman que todo se trató de una trampa, que nunca les pagaron, pero si los incriminaron. Varias de las mujeres de los exmilitares aún piden a la Cancillería de Colombia garantías y un juicio internacional en el que se les garantice el derecho a la vida.

Algunas de las esposas de los exmilitares afirman que el estancamiento del juicio se debe a que muchos de los políticos involucrados en ese magnicidio no están interesados en que públicamente se sepa los testimonios de los 18 colombianos capturados.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario