Estos son los 10 cargos en contra “El Chapo” Guzmán que está deliberando el jurado

Está por acabar el extenso juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, asimismo está en juego la condena que determinará los años que pase en la cárcel el narcotraficante más famoso después de Pablo Escobar.

El proceso contra “El Chapo” empezó el 13 de noviembre de 2018 en Nueva York y se espera que esta misma semana comiencen las resoluciones en torno al caso.

Como líder del cartel de Sinaloa, a Guzmán se le acusa de haber introducido más de 150 de toneladas de cocaína y otras sustancias ilegales a Estados Unidos, obteniendo en el proceso ganancias de miles de millones de dólares.

Guzmán es el único hombre que ha logrado fugarse en dos ocasiones (2001, 2014) de una prisión federal de máxima seguridad en México, sin embargo en esta ocasión no parece probable que algo similar suceda, lo único que le queda es que su defensa luche hasta el último momento por reducirle la condena.

Actualmente, quedan 10 cargos en total en su contra, pero el más importante es la acusación de que “El Chapo” integró y lideró una organización criminal (el cartel de Sinaloa) entre 1989 y 2014 junto a Ismael “El Mayo” Zambada, exmiembro de ese mismo cartel.

El ex líder del Cártel de Sinaloa ha sido señalado como torturador (EFE)
El ex líder del Cártel de Sinaloa ha sido señalado como torturador (EFE)

Sin embargo la defensa ha tratado de revirar la culpabilidad de Joaquín para recargarla en su socio “El Mayo” Zambada y a sus colaboradores.

Que El Chapo sea el líder de uno de los cárteles con mayor poder en México incluye 27 violaciones, sin embargo las pruebas e indicios que han mostrado sus abogados podrían saltar algunas de ellas.

Al determinar este cargo, el jurado debe decidir no sólo si se cometieron esas violaciones, sino también responder si era un jefe de esa organización -no necesariamente el jefe máximo-, que movió al menos 150 kilos de cocaína y que su empresa criminal recibió US$10 millones o más en ingresos brutos durante al menos un período de 12 meses por ese tráfico de drogas, como afirma la fiscalía.

Las demás acusaciones se relacionan con esas violaciones del primer cargo e incluyen distribución e importación de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana, así como uso de armas de fuego y lavado de dinero.

La defensa ha argumentado desde el comienzo del juicio que “El Mayo” Zambada -quien nunca ha sido detenido- es el verdadero líder del cartel y conspiró contra El Chapo junto a gobernantes corruptos de México.

Aunque Estados Unidos inicialmente fincó 17 cargos a Joaquín “El Chapo” Guzmán, ahora sólo lo acusa de 10, cuatro de ellos son por distribución de cocaína a nivel internacional.

Los cargos son:

1.- Participación continua en una empresa criminal.
En esta acusación se incluye su relación con los líderes del cártel del Norte del Valle y con otros distribuidores; 26 violaciones a la normas internacionales que prohíbe la distribución de cocaína, heroína y mariguana y la conspiración para cometer asesinato entre enero de 1989, meses antes de la detención de Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Jefe de Jefes”.

2.- Conspiración internacional para producir y distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana.

3.- Conspiración para importar cocaína.

4.- Conspiración para distribuir cocaína.

5, 6, 7, y 8.- Distribución de cocaína a nivel internacional.

9.- Uso de armas de fuego.

10.- Conspiración para blanqueo de ganancias producto del narcotráfico.

Luego de la extradición del capo en enero de 2017, Estados Unidos presentó en su contra 17 cargos a los que tendría que hacer frente en un juicio.

En octubre de 2018, fiscales dijeron que se retiraron seis cargos, “con el objetivo de agilizarlo”.

Ahora se sabe que serán 10 los cargos que deberán evaluar los doce miembros del jurado para declarar inocente o culpable a El Chapo. Mientras que Estados Unidos acusa de los mismos delitos a Ismael “El Mayo” Zambada García.

En la acusación final el gobierno de los Estados Unidos incluye en todo momento los nombres de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera y el de Ismael Zambada García, quien deberá enfrentar los mismos cargos en caso de ser detenido. Para el gobierno estadunidense ambos son socios y líderes de “la mayor organización de tráfico de drogas en el mundo”.

El documento señala que entre enero de 1989 y septiembre de 2014 los acusados efectuaron la mayor parte de sus actividades delictivas.

Una foto que circula en redes sociales sobre la cumbre narco. El Chapo (centro izquierda) es considerado el narcotraficante más famoso después de Pablo Escobar (centro derecha)
Una foto que circula en redes sociales sobre la cumbre narco. El Chapo (centro izquierda) es considerado el narcotraficante más famoso después de Pablo Escobar (centro derecha)

Todo queda en manos del jurado

Ahora está en poder del jurado, formado por 12 personas, decidir. Se trata de un jurado popular, como es costumbre en los juicios de EEUU, compuesto por hombres y mujeres cuya identidad se mantiene en secreto y que son escoltados cada día hasta la corte por alguaciles armados, por razones de seguridad.

Este grupo, cuya composición refleja la diversidad racial de Nueva York, comenzó a deliberar este lunes sin un veredicto.

Si consideran a El Chapo culpable, Guzmán podría tener que enfrentarse a la cadena perpetua.

La justicia estadounidense procesa a El Chapo por las afectaciones que ocurrieron en Estados Unidos, el principal destino de las drogas traficadas por el cartel de Sinaloa.

Pero, además, México aún tiene abiertos sus propios casos contra Guzmán Loera y, bajo el acuerdo bilateral de extradiciones, ese país conserva el derecho de procesarlo una vez que haya sido juzgado en Estados Unidos.

En teoría, una vez que cumpla su sentencia en territorio estadounidense, el capo podría ser devuelto a México para ser juzgado.

Sin embargo, los expertos creen que lo más probable es que Joaquín Guzmán viva hasta sus últimos días en una prisión estadounidense.

Y es que, si llegara a ser absuelto de algunos cargos en el juicio en Nueva York, tampoco quedaría libre, pues El Chapo debería entonces responder a las acusaciones que enfrenta en otras jurisdicciones federales estadounidenses.

Según fuentes del caso, el juez Cogan podría contemplar la posibilidad de enviar a “El Chapo”, en caso de ser condenado, a la prisión federal del Estado de Colorado, la más segura de EEUU, situada en medio del desierto.

Relacionado

Leave a Comment