Del sueño de la casa propia al drama de la cuota impagable

Promocionados con ímpetu como los créditos que podían hacer realidad el sueño de la casa propia, un poco más de un año después se convirtieron en la pesadilla de quienes se hicieron acreedores de los créditos hipotecarios UVA«La cuota nos sube 48% y a nadie de nosotros nos subió el sueldo en ese porcentaje. La mayoría de los hipotecarios son empleados públicos y son los que están en la peor situación, porque las paritarias que tuvieron no llegaron a un 15% a nivel nacional», aseguró Claudia Pilo, miembro del colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados.

Este crédito para la vivienda establecido por el gobierno nacional y el Banco Central, ajustados por unidades del valor adquisitivo, permitían, según prometían, acceder a un préstamo con una cuota similar a un alquiler. Con la inflación, los más de 100 mil créditos otorgados desde 2016 hoy sufren en sus cuotas casi un 50% más del valor inicial. La UVA es una medida de unidad que se actualiza en base al índice de precios y, según comunicaban desde el Banco Central en el momento de su lanzamiento, «gracias a esto, la cuota inicial y la cuota se mantienen siempre con una porción estable, aun en el caso de que la inflación suba».

LEE TAMBIÉN:  Créditos UVA: «Hoy la cuota se duplicó»

«Los créditos UVA surgieron en 2017 y en dicho momento fueron una gran herramienta para la clase media o bien para las familias que no podían acceder a la compra de un inmueble. Particularmente en ese año el contexto económico del dólar y la inflación acompañaron el auge de dichos créditos, los cuales fueron una gran iniciativa y posibilidad para muchas personas», aseguró a Crónica Leandro Molina, gerente comercial de Zonaprop para Argentina y Uruguay.

Pero para todos los hipotecados, como para Molina, en 2018 la situación cambió. «Por la fluctuación del dólar y la inflación, lo que inevitablemente hizo que los tomadores de créditos UVA decrezca, con respecto a 2017. En realidad, una de las cuestiones que modificó el escenario fue el requisito de ingreso para ser un potencial tomador del crédito: entonces, la merma de los UVA responde un poco a la incertidumbre económica que marcó el 2018 y, por el otro, a los requisitos para ingresar al crédito, que por el contexto económico se modificaron», explicó el gerente de Zonaprop.

Según datos de Zonaprop, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires en 2018 se registraron 14.890 compraventas, mientras que un año antes se habían registrado 20.521. «Podemos ver una baja en la cantidad de transacciones, aunque no podemos precisar cuántas son de créditos UVA«, explicó Molina.

En Argentina el deseo de la casa propia está instalado en el inconsciente colectivo. La posiblidad de acceder a un inmueble y convertirse en propietario o dueño casi que podría formar parte de la lista de «plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo».

«Los créditos UVA surgieron en 2017 y en dicho momento fueron una gran herramienta para la clase media o bien para las familias que no podían acceder a la compra de un inmueble» dice Leandro Molina de Zonaprop

CompartirUVA surgieron en 2017 y en dicho momento fueron una gran herramienta para la clase media o bien para las familias que no podían acceder a la compra de un inmueble» dice Leandro Molina de Zonaprop’); return false;»>

«El segmento de inquilinos sigue con intención de compra. La realidad es que los cambios en materia económica afectaron a los potenciales tomadores de crédito. Por un lado, por la incertidumbre y, por el otro, porque es más difícil calificar», explicó Molina con respecto a la situación actual sobre la adquisición de los créditos hipotecarios y concluyó: «En pleno auge, los créditos tuvieron una participación del 40% del total de escritura; hoy son el 5%».

En este último tiempo ser dueño de una casa más que un sueño es una pesadilla. En marzo y abril de 2018 hubo un pico de 12.000 créditos uva por mes, mientas que en enero de 2019 bajó a 2.000. Se habilitó a 34.000 de los acreditados a que puedan acceder a una extensión de plazo, pero según los hipotecados esto es «un negocio para los bancos y no una solución para los propietarios».

«El escenario que se dio este año es totalmente imprevisto y muy distinto a lo que se planteaba cuando nosotros adquirimos el crédito», aseguró una de las fundadoras del colectivo que hoy pelea en todo el país desde octubre del año pasado, por una solución desde el Ejecutivo, para las más de cien mil personas que adquirieron el crédito.

En un estudio emitido por el Banco Central se aseguró que entre el segundo trimestre de 2016 y junio de 2018 la irregularidad nunca superó el 0,4% y que la morosidad se mantiene en niveles inferiores al 1,5% pero desde Hipotecados UVA Autoconvocados aseguran que no hay morosos porque lo primero que se paga es la casa y que las deudas se acrecientan en otro rubro

Relacionado

Deja tu comentario