Industriales y constructores proyectan otro trimestre con bajas en el nivel de actividad y del empleo

El Indec registró expectativas negativas para el período mayo a julio. Aumenta la capacidad ociosa de los establecimientos:

Una de las consecuencias de la recesión que afecta a la industria desde hace más de un año y de tres trimestres en la construcción es el gradual aumento de la tasa de desvinculaciones de personal, mientras que mes a mes disminuye la tasa de contrataciones por parte de las empresas, de esos rubros que luego se traslada al comercio, y en menor medida al transporte.

Ese fenómeno fue captado con nitidez en la Encuesta de Expectativas de la Industria Manufacturera y de la rama de Construcción por parte del Indec, en este para el trimestre mayo a julio.

En el primer caso, el relevamiento del organismo oficial de estadística detectó, en términos netos que 1 de cada 5 industriales recortarán la nómina del personal asalariado, el cual había caído en marzo en la franja formal a poco menos de 1,2 millones de personas: sólo aumentaría en 7,7% de los casos, y bajaría en 26,8% de los consultados. Una proporción algo mayor registró el saldo de respuesta negativas de las empresas que planificó recortar  las horas de trabajo, ante la debilidad de la demanda interna.

 Uno1 de cada 5 industriales recortarán la nómina del personal asalariado, el cual había caído en marzo en la franja formal a poco menos de 1,2 millones de personas

Mientras que entre los constructores, en conjunto dan empleo a unas 465 mil personas en carácter de asalariados, el sondeo del Indec arrojó que casi 1 de cada 4 empresas que concentran su actividad en obras privadas destruirán puestos; y próximo a 1 cada 2 entre los que se abocan predominantemente a la obra pública.

Sin embargo, en Hacienda resaltan: «el desempeño interanual de los insumos para la construcción mostró cierta mejora con respecto a un año atrás, con un crecimiento en 3 de los 10 insumos, y una atenuación de las caídas en buena parte del resto. En particular, se observó un buen desempeño de aquellos insumos que se relacionan con el inicio de la obra: hormigón elaborado 3,4% y yeso 9,4 por ciento.

 En Hacienda resaltan: “el desempeño interanual de los insumos para la construcción mostró cierta mejora con respecto a un año atrás, con un crecimiento en 3 de los 10 insumos, y una atenuación de las caídas en buena parte del resto

Además, los técnicos del área económica del Gobierno ven como auspicioso que los permisos para la construcción de obras privadas, que suelen anticipar la dinámica del sector con un rezago de alrededor de 6 meses, «en abril se autorizó la edificación de 735 mil metros cuadrados, 16,2% más que un año atrás».

Pese al año electoral las expectativas de los desarrolladores inmobiliarios y de obras públicas proyectan menos actividad que en el año anterior (NA)

Pese al año electoral las expectativas de los desarrolladores inmobiliarios y de obras públicas proyectan menos actividad que en el año anterior (NA)

Mientras que en el caso de la industria manufacturera, destacan que si bien el sector acumuló en abril 12 meses en receso, «las caídas interanuales se atenuaron en 13 de los 16 grandes sectores de actividad, mostrando cierto rebote. En particular en el rubro de alimentos, productos químicos y metálicas básicas».

No obstante, en las expectativas de los industriales, como de los constructores, el Indec registró un claro predominio de quienes planificaron para el trimestre mayo a julio sendas caídas en los índices de actividad, y aumento de las necesidades crediticias, por el receso acumulado.

Relacionado

Deja tu comentario