El silencio de Nadal sobre el humo y su solidaridad en la exhibición en Melbourne

El lunes, horas después de la derrota en la final de la ATP Cup, Rafa Nadal aterrizó en Melbourne. El martes, el ‘número uno’ del mundo se ejercitó durante media hora en la ciudad que alberga el inminente Open de Australia y el miércoles acudió a un acto de uno de los principales patrocinadores del torneo, que vio de nuevo alterada su agenda por culpa de los incendios que desde hace semanas devoran esa zona del país.

Durante el acto de Kia celebrado en Federation Square, el legendario Todd Woodbridge evitó cualquier pregunta a Nadal y Craig Tiley, director del torneo, sobre este espinoso tema. Y eso que el humo había obligado a retrasar otra jornada de las rondas clasificatorias hasta la una de la tarde. La organización no quería modificar un ápice su plan del día, con el partido de exhibición en el Rod Laver Arena como cita estrella.

Bajo el lema «AO: Rally for Relief», Nadal encabezaba una nómina de estrellas que incluía a Roger Federer, Novak Djokovic, Serena Williams, Dominic Thiem, Stefanos Tsitsipas, Naomi Osaka, Alex Zverev, Caroline Wozniacki o Nick Kyrgios. La recaudación en taquilla (con localidades de 33 euros para los adultos y 22 para los niños) se entregaría a los damnificados por esta ola de incendios. El monto total rozó los cinco millones dólares australianos, tres millones de euros al cambio.

«SON UN POCO EGOÍSTAS»

Durante el acto, Nadal y Federer confirmaron la entrega de 155.000 euros de su bolsillo para las víctimas. «Llevo 20 años viniendo a este país y tengo grandes recuerdos. Por eso que ahora quiero apoyar esta causa», reveló Serena para recibir una calurosa ovación. Otro de los mejores momentos de la velada fue el aplauso a una de las brigadas de bomberos que acudieron en representación.

Poco antes de que las grandes figuras mostrasen su solidaridad, Melbourne Park se agitó con las llamativas críticas de Brayden Schnur, 103º clasificado del ránking, hacia Nadal y Federer. Nada más cerrar su triunfo en la ronda previa ante Sebastian Ofner, el canadiense cargó contra los dos grandes iconos del tenis por no haber presionado lo suficiente al Open de Australia a tomar medidas sobre la calidad del aire.

«Son un poco egoístas pensando sólo en sus carreras. Piensan en sus legados y no intentan hacer lo que es bueno para el deporte», espetó Schnur a Nadal y Federer, a quienes también conminó a «dar un paso adelante».

ESPERANDO LAS LLUVIAS

Según la Autoridad de Protección Medioambiental (EPA), la calidad del aire de Melbourne, normalmente una de las ciudades con mejores condiciones, era «muy pobre» a las nueve de la mañana, aunque sin alcanzar los niveles de «toxicidad» del martes. Ante esta situación, que puede degenerar en ataques de tos y problemas respiratorios, la EPA aconsejaba «permanecer en lugares cerrados alejados del humo y una exposición limitada».

Otra buena noticia al respecto llegó de parte de la Oficina de Meteorología, con un parte que anunciaba tormentas y vientos sobre toda la región de Victoria, que podrían limpiar el aire.

Relacionado

Deja tu comentario