Iberia y Nissan anuncian un erte e Inditex sufragará el coste de su plantilla sin recurrir a ayudas hasta el 15 de abril

Varias empresas han anunciado hoy sus respectivos expedientes de regulación de empleo temporal en sus respectivas plantillas como consecuencia del cese de actividad (la la caída de la misma) derivada de la crisis del coronavirus. El de Iberia afecta a 13.900 trabajadores, el de Nissan, a 3.500 empleados.

Inditex, por su parte, sufragará el coste de toda la plantilla, sin recurrir al erte, hasta el 15 de abril. Pasado ese periodo, si se prolonga el estado de alarma, presentará un «erte preventivo» para el personal de tienda (25.000 trabajadores). Si esto sucede, asumirá el coste de los complementos para que los trabajadores reciban sus retribuciones. En cualquier caso no afectara al personal de logística ni servicios centrales.

Un erte es una suspensión temporal del empleo, no una extinción del mismo. A los trabajadores no se les despide, sino que se les manda a casa y cobran de la empresa hasta el día que se inicia el Erte. Desde se momento, cobrarán la prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) por el plan de emergencia aprobado por el Gobierno.

Cuando se levante el estado de alarma, El Erte parará y estos trabajadores se incorporaran a sus puestos y la empresa seguirá pagando sus nóminas (no lo hará ya el SEPE). El lanzamiento de un Erte incluye un compromiso por parte de la empresa de no despedir.

En este contexto han anunciado sus ertes Iberia, Nissan mientras que Inditex negocia el suyo. La compañía, según las citadas fuentes, pagaría la parte restante para completar así la retribución del trabajador.

Iberia ha anunciado este jueves que iniciará este proceso en su plantilla, inicialmente para tres meses, por la crisis creada por el coronavirus, aunque «seguirá la evolución de los acontecimientos para dilucidar si fuese necesaria una ampliación posterior o una recuperación anticipada de la actividad». El Erte afectará a unos 13.900 trabajadores, según fuentes de la compañía.

La compañía toma esta medida «ante las restricciones al tráfico de pasajeros adoptadas por la mayoría de los países» y ante la caída de la demanda. Ryanair anunció ayer que dejará de volar a partir del 24 de marzo y sólo realizará los vuelos estrictamente necesarios.

La compañía va operar también en mínimos, «de acuerdo con las restricciones aprobadas por distintos países», incluida España. Estos vuelos que sí operarán lo harán para garantizar una mínima conectividad de España y permitir que los españoles que no estén en casa puedan hacerlo lo antes posible. También facilitarán a los ciudadanos extranjeros que se encuentran en nuestro país que puedan volver a sus lugares de origen.

«Todas las áreas de negocio relacionadas directamente con la operación se verán afectadas por el ERTE en la misma proporción que la reducción de capacidad», señalan desde Iberia.

Advierten que las plantillas de las áreas operativas de vuelo, handling, mantenimiento en línea y carga» estarán afectadas por el Erte de fuerza mayor hasta un máximo de un 90% durante los tres meses».

La compañía, al igual que la mayoría, ha flexibilizado sus política de cambio de los billetes y ha habilitado un formulario en la web para agilizar las peticiones. Así, cualquier persona con un billete de Iberia para volar hasta el 30 de abril puede solicitar por la web un bono por el importe de su billete, que podrá utiliza hasta el 31 de marzo de 2021, sin ninguna restricción de fechas y destinos. También puede cambiar su reserva sin ningún tipo de coste adicional.

TRÁFICO AÉREO

Eurocontrol, la organización paneuropea de control de trafico aéreo, ha publicado una actualización de la situación del sector. Según sus datos, de las 35 compañías europeas que representaron el 61,2% del trafico en 2019, 14 de ellas han suspendido todos sus vuelos (o están a punto de hacerlo) hasta inicios o mediados de abril. Además, otras 12 lo han hecho entre el 70% y el 90%. Todo ello se traduce en una reducción del trafico aéreo de alrededor del 50% respecto al año anterior.

De los 45 países monitorizados por Eurocontrol, 27 han cerrado las fronteras exteriores al espacio Schengen. El 49% de estos países tienen las fronteras cerradas y/o restricciones totales a la movilidad de las personas. Teniendo como referente el ejemplo de Asia Oriental respecto a la restricción de movimientos de las personas y del trafico aéreo, se puede esperar una disminución en Europa de entre el 70 y el 80%.

La desincronización de los diferentes países a la hora restringir los movimientos de su población y en limitar el tráfico de pasajeros «puede provocar que la restricciones se prolonguen mucho más de los 50 días de China» y por tanto el impacto mayor en el sector del transporte aéreo en España sea superior.

INDITEX

En el caso de la compañía gallega, que presentó ayer sus resultados anuales (al cotizar en Bolsa tenía que comunicarlos en esa fecha a la CNMV), se ha iniciado el diálogo con los sindicatos. El proceso afectará a los 35.000 trabajadores que están empleados en las tiendas que han tenido que cerrar por el estado de alarma.

Pablo Isla, presidente de la compañía, dijo ayer que el objetivo de la empresa era «preservar el empleo» y que por ello se estudiarían los mecanismos que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas para que, una vez finalice el estado de alarma, todos se puedan incorporar a sus puestos de trabajo. Mientras tanto, seguirán recibiendo su retribución.

NISSAN

Nissan sigue los pasos de Seat: un ajuste para 3.500 trabajadores de las plantas de Barcelona por los efectos de la crisis del coronavirus, motivos de «fuerza mayor». La falta de actividad hacía presagiar la medida desde hacía días al comité de empresa de Nissan, que espera que este jueves la dirección de la automovilística le comunique oficialmente un erte al que se opone.

Fuentes sindicales de Nissan han expresado que consideran insuficiente un complemento del 70% de la prestación por desempleo, ya que aseguran que otras empresas del sector, como Renault o Seat, alcanzan el 85% y mantienen vacaciones y pagas extraordinarias íntegras.

El comité de Nissan reclama llegar al 90%, según fuentes sindicales. La empresa ha comunicado que, en cualquier caso, presentará el ERTE ante la Consejería de Trabajo con carácter retroactivo a contar desde el pasado lunes.

Como en Seat, el recorte que negocia Nissan afectará al 100% de la plantilla de Zona Franca, la principal factoría de la multinacional japonesa en nuestro país. Además, implica a los trabajadores de Montcada i Reixac (Barcelona) y Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

De los 3.500 empleados afectados por el ERTE, 2.500 trabajan en la planta de la Zona Franca, la segunda más importante de Cataluña, parada desde el viernes pasado. El resto se emplea en Montcada y Sant Andreu de la Barca, en las afueras de Barcelona. Los sindicatos esperan que muchos empleados de los servicios centrales puedan conservar sus puestos de trabajo.

Las plantas de piezas de la automovilística de Sant Andreu de la Barca y Corrales de Buelma (Cantabria) siguen operando, ya que abastecen a los Nissan Qashqai y Juke que se fabrican en Sunderland (Inglaterra).

Seat abrió el camino el pasado lunes, cuando presentó un ERTE para toda la plantilla por los efectos del coronavirus. El paro de la producción de las tres líneas de su fábrica de Martorell afecta a 7.000 empleados y a la fabricación de los cuatro modelos de la factoría: los Seat Ibiza, Arona y León y el Audi A1.

Relacionado

Deja tu comentario