La banca fija el umbral del millón de euros para cobrar por los depósitos: «Todos lo acabarán haciendo»

La gran banca analiza distintas medidas para paliar el efecto en su cuenta de resultados del escenario de tipos negativos en Europa propiciado por la laxa política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Las entidades consideran que la prolongación de esta situación va a conllevar un cambio de su actual modelo de negocio, pero mientras dan con la tecla de la nueva estrategia los grupos están analizando opciones para mejorar sus márgenes.

La primera de estas pasa por repercutir a sus clientes el coste de la tasa de depósitos del 0,5% que cobra a las entidades el supervisor con sede en Francfort por guardar su liquidez sobrante. Las dos grandes preguntas en el sector son: ¿A qué clientes debe aplicarse este coste? y ¿cuándo debo comenzar a cobrarlo?

La mayoría de las entidades ya están aplicando esta política con sus clientes corporativos e institucionales. Ahora llega el turno de los particulares, pero no a todos. El presidente de la Federación Bancaria Europea y CEO del gigante italiano Unicredit, Jean Pierre Mustier, dio ayer alguna pista de por dónde podría ir el sector en los próximos meses durante una conferencia sobre unión bancaria celebrada en la sede del Banco de España, en Madrid.

Mustier explicó que su entidad «tendrá que hablar» con los clientes que tengan más un millón de euros en depósitos para explicarles la nueva situación de tipos.En sus palabras, esto afectará a un 0,1% de los depositantes y excluirá a aquellos más vulnerables. «Hay un nivel a partir del cual nada va cambiar, no se puede obligar a estos clientes a mover su dinero hacia productos más arriesgados», explicó en presencia de los principales supervisores bancarios de la zona euro y de varios gestores de banca nacionales. Su opinión es que, aunque se trate de decisiones individuales de cada entidad, todos los bancos acabarán trasladando los costes:«Todo el mundo va a hacer lo mismo porque somos seres pensantes y tenemos un problema al que hay que enfrentarnos, por lo que habrá que tratar con los reguladores qué productos podemos ofrecer», ha señalado.

En el foro estaban presentes, sobre el estrado, el presidente de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), José Manuel Campa, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, y la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado. En frente, los principales ejecutivos de entidades como Sabadell, Bankia, CaixaBank o, entre otros, Liberbank.

Uno de ellos comentó con EL MUNDO al término del encuentro que el umbral del millón de euros «parece razonable», si bien anticipó que algunas entidades podrían incluso rebajarlo a los 500.000 euros. En todo caso, esta fuente aseguró que la decisión está ya siendo analizada en los respectivos comités de dirección de las entidades y que «tarde o temprano» alguien acabará disparando. El temor de los grupos es verse expuestos a una salida de depósitos como respuesta al cobro.

Hasta el momento las entidades españolas han negado públicamente que estén planteándose cobrar a sus clientes particulares por sus depósitos. Bankia sí confirmó recientemente que, además de clientes corporativos, está planteando el cobro por los depósitos a altos patrimonios familiares con ahorros en depósitos superiores al medio millón de euros. Se trata en todo caso de un cobro «selectivo» del 0,5%, según la entidad, que por ahora no afectará a las personas físicas.

Relacionado

Deja tu comentario