Y el Brexit bailó con los mercados

La Bolsa y la libra oscilan en función de las noticias que llegan de Bruselas, Londres o Belfast. El optimismo deja paso al escepticismo y el Ibex cierra con un repunte del 0,33%

Con un ojo puesto en la guerra comercial entre EEUU y China y con el otro bien fijo -y casi también el corazón- en las negociaciones sobre el Brexit. Así han vivido hoy la jornada el Ibex y el resto de bolsas europeas; una sesión plagada de altibajos bursátiles y de correcciones monetarias, perfectamente cincelados a ritmo de cada declaración que llegaba desde Londres, Bruselas o Belfast.

Si la posibilidad de dar carpetazo a un Brexit sin acuerdo inundó de esperanza a los mercados el martes, llevando al Ibex a sus máximos desde julio, el optimismo ha amanecido esta mañana mucho más tímido. La sesión ha ido de menos a más. De hecho, en sus primeros compases, las bolsas arrojaban números rojos, especialmente en los valores con una mayor exposición al mercado británico, como IAG o la banca en el caso del selectivo español. También la libra, que se había fortalecido la jornada anterior, se ha corregido sin ambages.

Ha sido justo a mediodía, cuando el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, ha vuelto a insuflar ánimos a las plazas bursátiles. Ha insinuado que la posibilidad de llegar a un acuerdo este mismo miércoles era real y los parqués han iniciado un rebote, aunque sin abandonar las dudas. El jarro de agua fría lo ha echado un par de horas después la líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Alrene Foster; y no fue hasta que Tusk ha despejado el balón para más adelante -ha dicho que harían falta siete u ocho horas más para tener «claridad»- los mercados no se han atrevido a consolidar sus subidas.

Tímidas, eso sí. El Ibex ha acabado cerrando con una subida del 0,33%, y se ha quedado a las puertas de los 9.400 enteros, una barrera que no recupera desde julio. Sólo la bolsa de Fráncfort se ha comportado de una forma parecida al Ibex 35, cerrando con un alza del 0,32%, mientras que Londres y París han caído un 0,61% y un 0,09%, respectivamente.

«Teóricamente, podríamos aceptar este acuerdo mañana con Reino Unido y evitar el caos y todos los desastres ligados a una salida descontrolada», ha anunciado Tusk justo a tiempo de animar el cierre de las bolsas europeas.

Las palabras de Tusk han contenido, pero no han evitado la mencionada caída de la bolsa de Londres. El principal índice británico, el FTSE-100, ha bajado 43,69 puntos hasta 7.167,95 enteros. La libra esterlina subía un 0,55% frente al dólar y un 0,09% ante el euro al cierre del mercado bursátil.

La de mañana, jueves, se prevé que sea otra jornada con marcado acento británico. Para bien o para mal, los mercados seguirán bailando estos días al son del Brexit hasta que se produzca un desenlace.

Relacionado

Deja tu comentario