La palabra de la empresa Nu Skin por la polémica promoción de la máquina facial: el rol de las famosas y la justificación del sistema piramidal

Actrices, modelos, conductoras e influencers argentinas quedaron envueltas en una polémica por la promoción de una máquina corporal y facial de Nu Skin, una empresa multinacional a la que se señaló por el sistema de ventas que utiliza.

Hubo denuncias públicas en las redes sociales en las que se habló de un sistema piramidal a través del que algunas personas ganan más comisiones que otras, mientras que desde la compañía lo niegan y sostienen que se desenvuelven en la modalidad multinivel.

Carlos Demarco, el director de operaciones para Latinoamérica, y Don Lovelace, el vicepresidente de operaciones y ventas de la región, quienes indicaron cómo funciona su sistema de ventas y cuál es la relación de la compañía con sus vendedoras, a quienes ellos llaman distribuidoras. Además, hablaron del rol de las famosas y la polémica que se generó en los últimos días.

Nuestro sistema se basa en distribuidores que son independientes de la compañía, quienes venden productos que nosotros ofrecemos –con tecnología, suplementos y cosméticos– a distintos tipos de consumidores que buscan verse y sentirse bien a través de la utilización de nuestros productos”, indicó Demarco, y agregó: “Nu Skin es una fuente de ingreso a través del pago de comisiones. Únicamente esas comisiones vienen por la venta de nuestros productos”.

También reconoció que en los últimos dos meses –casualmente, desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Argentina– las ventas tuvieron un crecimiento cinco veces superior al que la empresa había proyectado. Desde que se decretó la cuarentena, y con los centros de estética y los consultorios dermatológicos cerrados, muchas famosas comenzaron a promocionar productos de belleza a través de sus redes sociales. 

—La polémica comenzó porque se dijo que la empresa utilizaba el sistema piramidal. ¿Es así?

Lovelace: —No, nosotros no nos basamos en ese sistema porque, en nuestro caso, todo se basa en la venta de productos. No hay comisión que se paga por reclutar, ni por promocionar la marca. Solamente se gana por la venta de productos. No estamos obligando a nadie para que patrocine a alguien.

Demarco: —La diferencia con el sistema multinivel es que nuestra compañía comisiona a la persona que vende el producto en primera línea. Es decir, si yo te vendo a vos directamente, pero si Don me contactó a mí, y vendo un producto, Don también va a comisionar una pequeña parte por ese producto que yo venda.

¿Y eso no lo convierte en un sistema piramidal?

Demarco:—No, porque el sistema piramidal se radica también en que la persona que está arriba gana más que el de abajo. Y acá no ocurre eso. Yo, por vender el producto, soy la persona que más gana porque soy la que más comisiono, por ser la primera línea de venta. Y la otra persona comisiona una porción más pequeña de lo que yo vendo. Pero siempre se basa en venta de producto.

—Entonces, si yo compro el producto, la persona que me lo vendió gana una comisión.

Demarco: —Exacto.

—¿Y esa persona gana la misma comisión que los que están arriba?

Demarco: —La misma no. Ganan un porcentaje menor. Si Carlos te vende un producto, va a ganar más que yo, que estoy arriba, y que ganaría una porción de las ventas.

—¿Cada vendedor tiene acceso a una cuenta en donde vea la cantidad de dinero que ganó gracias a las comisiones?

Demarco: —Los distribuidores tienen un usuario y contraseña, como una plataforma dentro del portal, donde pueden seguir sus ventas y las comisiones. Y en el momento que deseen pueden presentarse para cobrar sus comisiones, que se depositan en la cuenta bancaria donde la quiera cobrar. 

—¿Para comenzar a vender hace falta comprar el producto?

Demarco: —Uno puede inscribirse como distribuidor sin necesidad de hacer una inversión. No hay que pagar una cuota, ni comprar un mínimo de productos. Lo que pasa muchas veces es que es difícil vender algo que no conocés. Uno da testimonio desde su experiencia. Eso basamos en Nu Skin, que puedas compartir tu experiencia. Pero si no tenés la posibilidad de comprar o no querés, podés convertirte en distribuidor sin comprar el producto.

—¿Cómo llegaron las famosas e influencers argentinas a promocionar y vender sus productos?

Demarco: —Nosotros, como empresa, no contactamos directamente a ninguna famosa, ni a ninguna persona en especial. Todos aquellos que quieran ser parte de Nu Skin pueden encontrar la compañía y generalmente son referenciados por distribuidores, personas que ya conocen los productos que inicialmente, quizás, fueron clientes y luego les gustó la marca o el producto y quisieron ser revendedores de nuestra marca para cobrar una comisión en pos de vender estos productos. Lo que ocurrió puntualmente con estas famosas o influencers es que fueron contactados de la misma manera que pudo haber sido contactada cualquier otra persona por la masividad de contactos que esta influencer tiene. Esto hizo que exponencialmente crecieran las ventas porque estas personas pueden vender muchos más productos mostrándolos en las redes sociales. PlayEl video que compartió Mica Viciconte en su cuenta de Instagram, en donde tiene dos millones y medio de seguidores, promocionando la máquina

—O sea que las famosas que venden sus productos en las redes sociales no lo hacen a través de ustedes.

Demarco: —Claro, lo que sí hacemos es pedirle a cada una de ellas que esté inscrita como distribuidora. Además, debe cumplir con las mismas comisiones y reglamentos que acepta cualquier persona que se une a Nu Skin.

—¿Cuáles son esos reglamentos?

Demarco: —Dentro del convenio, nosotros validamos que ellos puedan resguardar los códigos de ética que establecemos. Como dar un mensaje correcto y siempre decir la verdad sobre el producto.

—¿En qué consisten las reuniones que mantienen con las famosas antes de que comiencen a vender y promocionar sus productos en sus redes sociales?

Demarco: —La empresa tiene una entrevista con las personas que tienen más de 20 mil seguidores para asegurarnos de que entiendan estos conceptos de ética para transmitirlos. No queremos que se den mensajes que no sean correctos sobre los productos. No es el mensaje que queremos dar como compañía. Se trata de una entrevista minuciosa para estar en comunión con ellas y que lo entiendan.

—¿Evalúan algo puntual del perfil de las famosas para que sean distribuidoras?

Lovelace: —Queremos que estén capacitadas antes de promocionar porque no queremos que el mensaje llegue mal. Es muy difícil solucionarlo con alguien que tenga cinco millones de seguidores. En esa misma reunión mencionamos eso, y les avisamos para que entiendan de antemano que si hay problemas tomamos acciones contra la cuenta. El contenido de la reunión es para educar y ofrecer nuestro apoyo si es que tienen alguna pregunta.

—¿Han tenido que denunciar a cuentas por incumplir las reglas?

Demarco: —Hemos tenido que emitir sanciones por no cumplir con los requisitos que nosotros esperamos. Por ejemplo, nosotros no permitimos que para contactar influencers nuestros distribuidores paguen por eso, ni que den regalos o productos. Esperamos que si lo contactan lo hagan ofreciéndole que venda el producto. En algunas ocasiones esto no ha pasado.

Noticias Relacionadas