El batacazo de ‘Terminator: destino oscuro’ en taquilla complica el futuro de la franquicia

El último intento de revivir la franquicia Terminator se ha acabado despeñando por los riscos de la taquilla estadounidense. Los escasos 29 millones de dólares que ha logrado recaudar Terminator: destino oscuro en su primer fin de semana en cartelera marcan un camino doloroso hacia pérdidas millonarias, de acuerdo a las previsiones de los analistas de la industria.

La floja respuesta de público con el filme protagonizado por Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y James Cameron como productor y guionista, también se ha dejado sentir a nivel internacional, añadiendo 94,6 millones de dólares al resultado parcial global: 123,6 millones. Si se tiene en cuenta que la mitad de lo ingresado se lo llevan los cines y que se invirtieron 185 millones de dólares en hacer la película y otra cantidad sustancial en distribuirla y promocionarla, las perspectivas no son del todo halagüeñas.

Según fuentes citadas por The Hollywood Reporter, los socios en esta aventura, Skydance Media, Paramount Pictures y 20thCentury Fox se enfrentan a un negocio ruinoso, con pérdidas de entre 120 y 130 millones de dólares si la tendencia no se revierte de forma contundente en las próximas semanas.

Sería un golpe especialmente duro para Skydance, que ha invertido millones de dólares tratando de recuperar el lustre de la franquicia que arrancaron Cameron y Gale Ann Hurd, su ex mujer, en 1984. Tras las muchas críticas a Terminator Génesis (2015), David Ellison, el CEO de Skydance, dio un giro a sus planes y convenció a Cameron de regresar con una secuela de los dos títulos más reconocibles y célebres de la serieTerminator y Terminator 2: el juicio final.

Sin embargo, ni el regreso de Schwarzenegger y Linda Hamilton han ayudado a reverdecer viejos laureles. Mucho ha tenido que ver la mediocre recepción de la crítica. La mayoría, al menos en EEUU, coincide en que es superior a las últimas dos entregas de la franquicia, la cuarta y la quinta, pero también en señalar que es un intento fallido de vender nostalgia.

El presunto mal resultado complica mucho el futuro de la franquicia. La sensación en Hollywood es que la sexta película será la última.

Relacionado

Deja tu comentario