Van Avermaet, Alaphilippe, Benoot y Nibali en la batalla del “sterrato”

Las pistas de tierra blanca de la Toscana serán el escenario este sábado de la decimotercera edición de la Strade Bianche, donde lucharán por el título del “sterrato”, entre otros, el último ganador, Tiesj Benoot, su compatriota belga y campeón olímpico Greg Van Avermaet y el francés Julian Alaphilippe.

Con ausencia del campeón del Mundo, Alejandro Valverde, que se reserva para reaparecer el próximo día 25 en la Volta a Cataluña, un buen número de candidatos se batirán en el recorrido de 184 kilómetros con salida y llegada en Siena, que incluye 11 sectores por carreteras de grava blanca que completan 63 kilómetros, un 34 por ciento de la carrera

Benoot se presenta con el dorsal número 1, motivado por una prueba que conoce a la perfección, pero una caída en la reciente Omloop Het Nieuwsblad puede mermar sus opciones. Sus rivales llegan con ansias de poner su nombre en el palmarés de una prueba que se ha convertido en referencia del calendario World Tour.

Los apostantes apuntan a Van Avermaet. El campeón en los Juegos de Rìo ha comenzado la temporada con triunfo en la Volta a la Comunidad de Valencia y un segundo puesto en la Omloop. Su estado de forma le avala.

El Lotto de Benoot también cuenta con Tim Wellens en sus filas, pero si hay un equipo con un dúo atómico ese es el Deceuninck Quick Step, con el checo Zdenek Stybar, laureado en 2015 y ganador de la reciente Omloop y el francés Julian Alaphilippe, quien ya ha firmado dos victorias en La Vuelta a San Juan y una en el Tour Colombia.

Otros corredores con posibilidades son el italiano Vincenzo Nibali, aunque con la vista puesta en la Milán San Remo, y el danés Jakob Fuglsang, ganador en Andalucía. Atención también a Gianni Moscon, que llevará los galones del Sky, en el que también figura el ganador del Tour de Francia Geraint Thomas.

Ante la baja de Valverde, el Movistar competirá con un equipo compuesto por Richard Carapaz, Carlos BarberoCarlos BetancurNelson OliveiraEdu Prades, José Joaquín Rojas Eduardo Sepúlveda.

Una prueba al alza, que está creando su leyenda a pasos agigantados. Si el pavé es el sello de la París Roubaix, el “sterrato” lo es de la Strade Bianche. Su gravilla tiene encanto y supone un dificultad, al que se añade un desnivel acumulado de más de 3.000 metros.

Buena parte de los 11 tramos son en ascenso, entre ellos los más duros son los de Monteroni d’Arbia (km 111) y Monte Sante Marie (km 130), donde se puede formar la selección de candidatos. Luego llegará un final apasionante con los pasos por Vico d’Arbia (km 160), Colle Pinzuto (km 165) y Le Tolfe (km 171), con continuos toboganes y rampas muy duras.

Una de ellas es la que entra en Siena por Via Santa Caterina, que concluye a 550 metros de meta. Un rápido descenso concluye en la Piazza del Campo.

Últimos vencedores de la Strade Bianche:

2018: Tiesj Benoot (BEL)

2017: Michael Kwiatkowski (POL)

2016: Fabian Cancellara (SUI)

2015: Zdenek Stybar (CZE)

2014: Michael Kwiatkowski (POL)

(Visited 12 times, 1 visits today)

Relacionado

Leave a Comment