Chile recibió dos gigantes parques nacionales donados por la Fundación Tompkins

La ceremonia concreta el acuerdo firmado hace dos años entre la Tompkins Conservation y el Estado chileno para el traspaso de los parques Pumalín Douglas Tompkins y Patagonia, cumpliendo un viejo anhelo del filántropo estadounidense, quien inició su proyecto conservacionista en el sur del país hace más de dos décadas:

El Gobierno de Chile recibió este viernes de parte de Fundación Tompkins Conservation, del fallecido filántropo estadounidense Douglas Tompkins, el traspaso oficial de los parques Pumalín y Patagonia, culminando la donación privada iniciada por esta institución al Estado de Chile en 2017.

El parque Pumalín Douglas Tompkins está conformado por una superficie total aproximada de 402.392 hectáreas, de las que la Fundación Tompkins aportó 293.338.

Preserva ecosistemas de latitudes sur extremas, presentes sólo en cinco lugares del mundo, y está conformado de muchas cuencas hidrográficas, altas montañas, volcanes, glaciares, ríos, fiordos, bosques templados lluviosos, zonas lacustres, zonas marinas, turberas, tundras y toda su fauna silvestre asociada.

El parque Patagonia tiene una extensión de 304.527 hectáreas, de las que la Fundación Tompkins donó 83.763.

Es considerada el área de mayor biodiversidad terrestre de la región, y designada por la autoridad ambiental como sitio prioritario para la conservación. Su variedad de ambientes, como la estepa patagónica y la multiplicidad de humedales, lo convierte en un hábitat de numerosas especies amenazadas y en peligro de extinción, como el emblemático ciervo huemul.

Los parques fueron donados con infraestructura de acceso público de primer nivel, incluyendo café, restaurantes, lodge, cabañas, centros de información, senderos, sitios de camping y miradores, e infraestructura administrativa y de vivienda para guardaparques.

El Parque Douglas Tompkin Pumalin en una foto de 1996 (Reuters/archivo)

El Parque Douglas Tompkin Pumalin en una foto de 1996 (Reuters/archivo)

La ceremonia de traspaso tuvo lugar en el Parque Pumalín con la presencia de la presidenta de la Fundación Tompkins Conservation, Kristine Tompkins; del ministro de Agricultura, Antonio Walker, y del director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), José Manuel Rebolledo, entre otras autoridades.

Las autoridades del país resaltaron que el Gobierno está realizando una inversión inicial de 350 millones de pesos chilenos (unos 520.000 dólares) que permitirá, por ejemplo, contar con 25 guardaparques para estos dos parques, que se unen al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

Walker destacó que la recepción oficial de esta donación impone una gran labor al país, porque hay que «seguir protegiendo y conservando las áreas silvestres del Estado de Chile» y porque «no sólo son un legado natural y ambiental» para el país, «sino que son patrimonio de toda la humanidad».

En 1992, el estadounidense Douglas Tompkins, fundador de la firma The North Face, entre otras empresas, inició la adquisición de grandes extensiones de tierras con el objeto de proteger el bosque templado lluvioso.

En 2017, la fundación que lleva su nombre donó 407.000 hectáreas al Estado chileno, lo que supone la mayor donación de tierras de un privado a un Estado.

Las hectáreas donadas, sumadas al aporte estatal, permitieron la creación de cinco parques nacionales (Pumalín, Melimoyu, Patagonia, Cerro Castillo y Kawésqar) y la ampliación de tres parques nacionales existentes (Hornopirén, Corcovado e Isla Magdalena).

Los dos parques se integran en la Red de Parques de la Patagonia, que supone un área de conservación de 4,5 millones de hectáreas en el extremo sur del continente americano.

Kristine Tompkins, embajadora de Áreas Protegidas de ONU y viuda de Douglas, expresó en el acto de este viernes que «luego de años de trabajo» se ha «cumplido el sueño de que los parques Pumalín y Patagonia sean parques nacionales de todos y para todos».

Kristine se hizo cargo de la presidencia de la Fundación luego del fallecimiento en 2015 de su esposo en un accidente de kayak, dejando inconcluso el que fue inicialmente su incomprendido proyecto conservacionista. Muchos lo criticaron porque pensaban que instalaría allí un basurero nuclear o fundaría un Estado judío.

«Ahora es cuando el verdadero trabajo comienza, ya que no es sólo el Estado el responsable de cuidar este patrimonio, sino que también es labor de la sociedad, de cada uno de nosotros, que estos parques sean conservados y protegidos para el futuro», agregó.

Romper las sospechas

Fundador de la marca de ropa y material deportivo The North Face y de moda Esprit, Douglas Tompkins dejó sus negocios para instalarse en 1990 en la Patagonia de Chile, fascinado por sus paisajes salvajes y agrestes.

Sus primeros años en Chile los vivió bajo sospecha, ya que su anuncio de comprar casi 300.000 hectáreas para crear el Parque Pumalín, en la provincia de Palena, generó suspicacias en un país que recién dejaba atrás la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y donde ni se hablaba de filantropía.

La batalla más dura la tuvo durante el gobierno del presidente Eduardo Frei (1994-2000), que logró frenar el avance del Parque Pumalín, con el argumento de querer proteger a los colonos y la integridad territorial de Chile.

(Con información de EFE y AFP)

Relacionado

Deja tu comentario