La senadora Jeanine Áñez, posible presidente de transición, convocó a una sesión de la Asamblea Legislativa de Bolivia para “elegir a la cabeza de Estado”

La senadora boliviana Jeanine Áñez informó que se adelantó una hora la sesión del Congreso para abordar la renuncia de Evo Morales. Finalmente se desarrollará hoy a las 15:00 local (19:00 GMT). “La asamblea es para aprobar la renuncia de Evo Morales”, sostuvo la legisladora en una breve comparecencia ante la prensa.

Oficialismo y oposición comprometieron su asistencia”, recalcó para indicar que confía en que habrá quórum (86 es el número clave). Sin embargo, subrayó: “Hemos sabido que quieren boicotear las sesiones. Queremos que esta tarde se pueda elegir a la cabeza de Estado”.

Después prometió que “los plazos serán los más breves posibles” y que éste es “un momento de transición”. Por último, dijo: «En Bolivia se verificó un fraude monumental, no hubo un golpe de Estado”.

En el orden del día consta que el Parlamento abordará las renuncias de Evo Morales y del vicepresidente del país, Álvaro García Linera. En una próxima sesión del Congreso, este miércoles, Áñez Chávez, electa por el partido Unidad Demócrata, puede asumir la presidencia de forma transitoria por ser la segunda vicepresidenta del Senado, después de la dimisión de la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, también perteneciente al partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS).

El congreso de Bolivia (Shutterstock)

El congreso de Bolivia (Shutterstock)

Este lunes la defensora del pueblo interina, Nadia Cruz, ha emplazado a los miembros de la Asamblea Legislativa a acelerar el proceso de sucesión constitucional para pacificar el país.

La Defensoría “exige de forma inmediata a los partidos políticos que conforman la Asamblea Legislativa Plurinacional (Movimiento al Socialismo, Unidad Demócrata y Partido Demócrata Cristiano) instalar una sesión para considerar la renuncia del presidente Evo Morales y dar paso a la sucesión constitucional” de acuerdo con el Artículo 169 de la Carta Magna.

“En caso de impedimento o ausencia definitiva de la presidenta o del presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la vicepresidenta o vicepresidente y, a falta de esta o este por la presidenta o el presidente del senado, y a falta de esta o de este por la presidenta o el presidente de la cámara de diputados. En este último caso, se convocaran a nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días”, señala el texto constitucional.

“Es su responsabilidad histórica con el pueblo que los ha elegido determinar las vías institucionales que posibiliten la plena vigencia del Estado de Derecho”, ha remachado la Defensoría.

Relacionado

Deja tu comentario