La desconocida amante de “El Chapo” espiada por México y EEUU

El nombre de Agustina Cabanillas Acosta salió a relucir el miércoles durante el juicio que se realiza en Nueva York en contra del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, en una jornada donde la atención se centró en su esposa, Emma Coronel Aispuro, de quien se insinuó que estaba al tanto de los negocios de su marido.

El intento de vincular a Coronel con los negocios de su esposo hizo que el nombre de Cabanillas Acosta pasara un poco desapercibido. Sin embargo, desde hace al menos ocho años, la mujer ya era vigilada por autoridades mexicanas.

En el juicio se reveló que las autoridades tenían grabaciones de llamadas entre Guzmán Loera y varias de sus parejas, entre ellas Coronel y Cabanillas, a la que llamaba “La Fiera”.

Según las grabaciones, con “La Fiera”, Guzmán Loera intercambió mensajes que podrían ser evidencia en su contra como la creación de dos empresas en Alemania y en Ecuador, con la intención de exportar droga a “Europa, Canadá, Australia y también a Estados Unidos”, según escribió el capo. O la compra de entre 630 y 700 toneladas de cocaína en Belize con una pureza superior al 90 por ciento.

Las autoridades de México y Estados Unidos, la tenían localizada desde 2010, pero fue hasta febrero de 2012 cuando se intensificó la vigilancia, luego de una serie de operativos fallidos en Cabo San Lucas para capturar al capo.

Estos operativos se desarrollaron entre los días 18 y 23 de febrero en al menos tres fraccionamientos residenciales.

El primer operativo se realizó el 18 de febrero de 2012 en Rancho Paraíso, a unos kilómetros donde se realizaba una reunión de cancilleres del G-20 a la que asistía Hillary Clinton.

Uno de los fraccionamientos cateados por las autoridades en Baja California (Captura de pantalla MIlenio)
Uno de los fraccionamientos cateados por las autoridades en Baja California (Captura de pantalla MIlenio)

Ese día, aproximadamente 300 elementos de la Policía Federal registraron al menos cinco casas en las que se sospechaba que se encontraba el capo en el fraccionamiento Rancho Paraíso. Al no encontrarlo, el operativo continuó en complejo residencial Punta Ballena.

Pero fue hasta el último operativo cuando se encontró a una joven que entonces tenía 20 años y que fue ubicada como una de las amantes del fundador del Cártel de Sinaloa.

Agustina fue encontrada con otra mujer llamada María Macías en una lujosa casa del fraccionamiento Hacienda Escondida. En 2016 el diario mexicano Reforma publicó que desde el 2010 la joven estaba identificada como amante del capo, según un documento que elaboró el gabinete de seguridad a mediados del año 2013 y que actualizó en octubre de 2014, el cual integraba datos biográficos de 22 familiares del capo, 21 colaboradores y 27 personajes que le daban protección institucional.

El reporte también incluía fotografías inéditas de personas cercanas a “El Chapo”, entre ellas siete parejas sentimentales y sus hijos, entre las que se encontraba Agustina,  cuyo rostro se mostró en la Corte a través de una fotografía en la que aparece con fleco y el cabello a la altura de los hombros.

Emma Coronel el miércoles ante de ingresar a la Corte (Foto: Reuters)
Emma Coronel el miércoles ante de ingresar a la Corte (Foto: Reuters)

José Moren, agente del FBI, describió ante el jurado el operativo en Baja California y cómo falló luego que oficiales mexicanos revisaran una casa equivocada, lo que puso en alerta al capo.

Durante el juicio, los fiscales federales presentaron videos de la casa donde fue encontrada la joven, pero no se reveló su situación jurídica.

Otras de las parejas del capo identificadas por las autoridades son: su actual esposa, Emma Coronel, Karla Pérez Martínez, Griselda López Pérez, Adriana Trejo Retamoza, María Alejandrina Salazar y Blanca Esthela Peña García.

Al capo se le acusa de 11 cargos y podría recibir una sentencia de cadena perpetua.

Relacionado

Leave a Comment