Cómo es el barrio residencial en el que cayó el avión en Pakistán

El avión de Pakistan International Airlines (PIA), proveniente de la ciudad de Lahore, estaba a punto de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Jinnah, el más grande del país, cuando cayó y se estrelló entre las casas de la Colonia Modelo, un barrio residencial de Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán. El impacto provocó una explosión que causó graves destrozos. Al menos ocho personas murieron, pero los equipos de rescate continúan trabajando en el lugar.

La Colonia Modelo está situada en los márgenes de la ciudad de 14,9 millones de habitantes, al este del Aeropuerto Internacional Jinnah. Según el último censo, 380.000 personas viven en este barrio, reconocido como uno de los más residenciales y tranquilos de la mega urbe.

El personal de seguridad se encuentra en un tejado junto a casas dañadas después de que un avión de Pakistan International Airlines se estrellara en Karachi (Foto de Rizwan TABASSUM / AFP)El personal de seguridad se encuentra en un tejado junto a casas dañadas después de que un avión de Pakistan International Airlines se estrellara en Karachi (Foto de Rizwan TABASSUM / AFP)

El vecindario fue proyectado originalmente por Fatima Jinnah, hermana de Muhammad Ali Jinnah, fundador de Pakistán. Especialistas en la historia de Karachi cuentan que Fatima le pidió a un renombrado urbanista que diseñara un plan para una “Colonia Modelo Muhajir”, como se conoce a los inmigrantes musulmanes provenientes de India, y a sus descendientes.

Hasta mediados de la década de 1980, muchos miembros de la elite de Karachi vivían en este vecindario, que se había vuelto muy exclusivo. Sin embargo, desde entonces, su fisonomía empezó a mutar, en gran medida por el aumento sostenido de la población y por los conflictos étnicos que se volvieron habituales en sus alrededores.

Si bien en los últimos años recuperó la paz que la había caracterizado, la Colonia Modelo dejó de ser ese barrio tan exclusivo que había sido en sus orígenes y se convirtió en un vecindario más diverso, con residentes de distintos sectores sociales.

Pero la calma habitual de los vecinos se vio súbitamente interrumpida este viernes por el trágico accidente aéreo que se produjo. Varios residentes que fueron consultados por medios de comunicación locales contaron que sus paredes empezaron a temblar segundos antes de que una gran explosión se produjera, inmediatamente después de que la aeronave se estrellara contra el vecindario.

Rescatistas buscan los cuerpos o los supervivientes entre los restos del avión de pasajeros de la compañía estatal Pakistan International Airlines (EFE/EPA/SHAHZAIB AKBER)
Rescatistas buscan los cuerpos o los supervivientes entre los restos del avión de pasajeros de la compañía estatal Pakistan International Airlines (EFE/EPA/SHAHZAIB AKBER)

“Venía de la mezquita cuando vi el avión inclinándose hacia un lado. Los sonidos de los motores eran bastante extraños. Volaba tan bajo que las paredes de mi casa temblaban”, dijo por ejemplo Hassan, un niño de 14 años que vio todo lo sucedido. Mudassar Ali, otro residente, dijo que “escuchó un gran estruendo y se despertó con la gente llamando a los bomberos”.

Seemin Jamali, director del Colegio Médico de Posgrado de Jinnah en la ciudad, dijo que ocho muertos y 15 heridos habían sido llevados a las instalaciones. “Todos venían del suelo, no se han traído pasajeros (del avión) aquí”, dijo.

Las autoridades intentan salvar los restos del avión en Karachi (EFE/EPA/SHAHZAIB AKBER)Las autoridades intentan salvar los restos del avión en Karachi (EFE/EPA/SHAHZAIB AKBER)

El portavoz de PIA, Abdullah Hafeez, dijo que había 91 pasajeros y siete miembros de la tripulación a bordo del vuelo, que perdió el contacto con el control de tráfico aéreo justo después de las 14.30 horas (0930 GMT). El Ministro del Interior Ijaz Ahmad Shah dijo que el avión había desarrollado una falla técnica y que el piloto había dicho que la nave había perdido un motor y emitió una llamada de auxilio.

El desastre se produjo cuando los pakistaníes de todo el país se preparan para celebrar el final del Ramadán y el comienzo del Eid al-Fitr, y muchos de ellos regresan a sus hogares en ciudades y pueblos.

Noticias Relacionadas