Levi’s, símbolo de la moda estadounidense, regresó a Wall Street tras 34 años de ausencia

El fabricante de pantalones vaqueros Levi’s regresa a la Bolsa de Nueva York este jueves, 34 años después de haberla abandonado, tras haber logrado seducir a los inversores durante los preparativos de su segundo estreno bursátil.

La compañía, fundada en San Francisco en 1853 por Levi Strauss, prevé iniciar su cotización con un precio de 17 dólares por acción, lo que le permitiría recaudar 623 millones de dólares, según un comunicado publicado este miércoles.

Esos datos superan las expectativas comunicadas por la compañía la semana pasada. Levi’s anunció entonces que pensaba recaudar 587 millones de dólares, poniendo en venta 36,7 millones de acciones a un precio de entre 14 y 16 dólares por unidad.

Las nuevas cifras revalorizan el valor de empresa de Levi’s hasta los 6.600 millones de dólares, 400 millones más que en sus estimaciones anteriores.

Levi’s, que además de los famosos vaqueros 501 y su diversa gama de pantalones vende camisetas, sudaderas y complementos, se negoció en Wall Strett desde 1971 hasta 1985 hasta que fue comprada en una operación financiada por la familia Haas, que desciende del fundador de la compañía. Los analistas creen que la oferta pública será una bendición financiera para la familia Haas. Incluso después de la OPI, la compañía mantendrá aproximadamente el 80% de las acciones con derecho a voto.

Salvo sorpresa, los empleados de la compañía harán sonar la célebre campana en la apertura de Wall Street, como dicta la tradición en el primer día de cotización de una empresa.

Habrá que esperar varios minutos más para ver cómo la acción inicia su cotización bajo el símbolo “LEVI” en la plataforma bursátil New York Stock-Exchange (NYSE).

El CEO de Levi Strauss & Co. Chip Bergh posa este jueves antes de la salida a bolsa de las acciones de la compañía en Wall Strett (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)

El CEO de Levi Strauss & Co. Chip Bergh posa este jueves antes de la salida a bolsa de las acciones de la compañía en Wall Strett (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)

La compañía espera que el dinero recaudado le dé “una mayor flexibilidad financiera” para sus gastos operativos y le permita realizar “adquisiciones y otras inversiones estratégicas”.

Desde que el director ejecutivo Chip Bergh se hizo cargo de la compañía en 2011, Levi’s ha revisado su imagen. En los últimos años, ha evitado las amenazas de las compañías de ropa deportiva urbana y otras ventas de denim. Pero el camino no siempre ha sido fácil. Los analistas dijeron que la marca que inventó los blue jeans en 1873 había perdido el rumbo en los 2000.

“Los consumidores nunca se desenamoraron de Levi’s, y nadie quería que fracasaran”, dijo Diana Smith, directora asociada de minoristas y prendas de vestir de la firma de investigación Mintel, al Washington Post. “Se olvidaron de Levi’s porque la marca no les estaba dando una razón para quedarse. Perdieron una década de consumidores”.

Sus ventas se elevaron a 5.600 millones de dólares en el ejercicio fiscal terminado a finales de noviembre, en el que obtuvo un beneficio neto de 283,1 millones.

Relacionado

Leave a Comment