Crece la tensión: el Reino Unido arrestó al capitán del petrolero que llevaba crudo iraní y emitió una alerta para el Estrecho de Ormuz

El departamento de Transporte del Reino Unido emitió una alerta para todos los buques bajo bandera británica recomendando mayores medidas de seguridad durante su navegación por el Estrecho de Ormuz, indicaron este jueves dos fuentes a la cadena Skyun día después de que lanchas iraníes intentaran capturar a un petrolero inglés en ese paso marítimo.

La escalada se da en medio de una fuerte crisis entre el régimen persa y la comunidad internacional, especialmente Estados Unidos, luego de que el acuerdo nuclear firmado en 2015 comenzara a debilitarse tras la salida de Washington en 2018 y las recientes violaciones iraníes de sus disposiciones.

De hechola semana pasada el Reino Unido detuvo a un petrolero iraní en Gibraltar, ya que el buque estaba presuntamente llevando petróleo al régimen sirio, lo que la Unión Europea prohíbe. El capitán persa fue arrestado y Teherán prometió «consecuencias».

Lanchas rápidas iraníes en el estrecho de Ormuz

Lanchas rápidas iraníes en el estrecho de Ormuz

De acuerdo al informe de este jueves de la cadena Sky, la alerta del gobierno británico se emitió en los últimos días, aunque Londres no lo ha confirmado.

El presunto comunicado oficial enviado a la flota mercante británica advierte por los encuentros con lanchas iraníes «agresivas» y pide navegar sólo de día, a mayor velocidad de lo normal y con más de oficiales de guardia en cubierta.

En el caso del miércoles, cuando cinco lanchas rápidas de la Guardia Revolucionaria iraní se aproximaron al petrolero British Heritage en el Estrecho de Ormuz, fueron rechazadas por la presencia de la fragata HMS Montrose.

La fragata británica HMS Montrose (AFP)

La fragata británica HMS Montrose (AFP)

En los últimos días han aumentado las operaciones de buques de la marina real británica,escoltando a los cargueros y petroleros que navegan por la región, una de las más congestionadas del mundo.

Las tensiones en el Estrecho de Hormuz comenzaron el mes pasado cuando numerosos petroleros resultaron dañados en distintos hechos de saboaje, que Estados Unidos ha achacado a Irán.

La situación está poniendo una fuerte presión sobre los firmantes europeos del acuerdo nuclear (Reino Unido, Francia y Alemania), que ha intentado salvar el acuerdo a pesar de las fuertes críticas de Washington.

A esto se suma la decisión tomada por Teherán la semana pasada de violar uno de sus principales disposiciones y comenzar a enriquecer uranio por encima del 3,67%.

Deja tu comentario