Unesco: «Estados Unidos e Irán deben proteger los sitios culturales»

La Directora General de la Unesco, la francesa Audrey Azoulay, recordó a través de un comunicado que Teherán y Washington han ratificado la Convención de 1954 para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado y la Convención de 1972 para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

«La Convención de 1972 establece, entre otras cosas, que cada uno de los Estados Partes en la misma ‘se obliga a no tomar deliberadamente ninguna medida que pueda causar daño, directa o indirectamente, al patrimonio cultural y natural […] situado en el territorio de otros Estados Partes'», recordó la Unesco, con sede en París.

Azoulay se reunió el lunes con el embajador iraní ante la Organización, Ahmad Jalali, para hablar de «las tensiones en Oriente Medio» y de «sus posibles consecuencias en el patrimonio y la cultura de ese país». Y reiteró la necesidad de «proteger y preservar para las generaciones futuras» el rico patrimonio cultural y natural de Irán.

La Directora General de la Unesco recordó además que la Resolución 2347 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada por unanimidad en 2017, condena los actos de destrucción del patrimonio cultural.

El presidente estadounidense advirtió el sábado en varios tuits que Washington tiene en el punto de mira 52 localizaciones iraníes como «objetivos». Y se mostró dispuesto a atacarlos «muy rápido y muy fuerte» en caso de eventuales represalias de Teherán por la muerte del comandante iraní Qasem Soleimani en un ataque estadounidense.

«Que esto sirva como una advertencia de que si Irán ataca a cualquier estadounidense o activo estadounidense, tenemos identificados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán mismo, serán golpeados muy rápido y muy fuerte», escribó Trump en Twitter. El presidente estadounidense se refería a los 52 rehenes estadounidenses capturados por Irán en la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979.

Relacionado

Deja tu comentario