Angela Merkel reconoció que su relación con el presidente francés Emmanuel Macron es «conflictiva»

La canciller alemana destacó los "enormes avances", pese a las "diferencias de mentalidad". El mandatario también se refirió al vínculo como "confrontaciones fructíferas":

La canciller alemana Angela Merkel reconoció tener una «relación conflictiva» con el presidente francés, Emmanuel Macron, en una entrevista publicada el miércoles por el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

«Por supuesto, tenemos una relación conflictiva», declaró la canciller, y añadió que «hay diferencias de mentalidad» entre ella y el presidente francés, así como «diferencias en [su] comprensión de los roles».

Macron, por su parte, consultado el miércoles sobre estas declaraciones, admitió que ha tenido con la canciller «confrontaciones fructíferas». 

Los dos mandatarios tuvieron varias discrepancias en los últimos meses, desde la congelación de la venta de armas a Arabia Saudita decidida por Alemania tras la muerte del periodista Jamal Khashoggi, hasta el futuro de la Unión Europea, pasando por el Brexity las prórrogas dadas a Reino Unido.

Merkel señala en cambio en esta entrevista los «enormes avances» realizados gracias a la relación franco-alemana, especialmente en materia de defensa.

«Hemos decidido desarrollar un avión de combate y un tanque juntos. […] Es una señal de confianza contar más los unos con los otros en materia de política de defensa», declara la canciller alemana.

La canciller aclaró que las relaciones entre ambos no se deterioraron en los últimos meses. Pero, admite, tuvieron «temporalidades diferentes». Merkel fue criticada, incluso en su campo conservador, por no haber aprovechado las propuestas de Macron en un discurso en 2017 sobre la reactivación de Europa.

El presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel en Berlin, el 18 de abril de 2018 (REUTERS/Hannibal Hanschke)

El presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel en Berlin, el 18 de abril de 2018 (REUTERS/Hannibal Hanschke)

Merkel insiste en las diferentes políticas entre los dos países: «Soy la canciller de un gobierno de coalición y soy mucho más dependiente del parlamento que el presidente francés, que no puede entrar en la Asamblea Nacional», en nombre de la separación de poderes ejecutivo y legislativo.

A solo una decena de días de las elecciones europeas (26 de mayo), Merkel considera que se trata de unos comicios «de gran importancia, una elección especial». Muchos están «preocupados por Europa, yo también», apuntó.

Con todo, ambos han aparecido durante el último período como los mandatarios de la unidad europea, en medio de cada vez mayores presiones en el sentido de la disgregación comunitaria.

Con información de AFP

Relacionado

Deja tu comentario