Irán advirtió a Estados Unidos que «no puede esperar estar a salvo» si persiste en su «guerra económica»

Mientras el portaaviones USS Lincoln custodia los intereses norteamericanos en el golfo Pérsico, el canciller persa Mohammad Javad Zarif lanzó la amenaza durante una reunión con su par alemán. Allí trataron el acuerdo nuclear del que Washington se retiró en 2018:

El ministro de Exteriores de Irán aseguró este lunes que Estados Unidos «no pude esperar estar a salvo» tras haber lanzado lo que el canciller describió como una «guerra económica» contra Teherán.

«La nueva tensión en nuestra región se debe a la guerra económica de Estados Unidos. El único camino para reducir estas tensiones es el fin de esa guerra», señaló Mohammad Javad Zarif en una rueda de prensa en Teherán junto a su homólogo alemán, Heiko Maas, quien viajó a Teherán en un intento de suavizar las inestabilidad.

Estados Unidos «no puede esperar estar a salvo» tras emprender su ofensiva económica, dijo el canciller persa, para luego señalar que Irán «nunca» iniciará una contienda pero, si es atacado, «el otro país no será el que la acabe».

Además, el ministro culpó directamente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por las tensiones abiertas entre los dos países.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

«El propio señor Trump ha anunciado que Estados Unidos ha lanzado una guerra económica contra Irán. La única solución para reducir tensiones en esta región es detener la guerra económica», afirmó Zarif.

El futuro del acuerdo nuclear

En cuanto a una eventual negociación con Estados Unidos, como ha insinuado el mismo Trump, insistió en que al haber abandonado ese país el acuerdo nuclear de 2015, el resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) deberían primero «demostrar a Irán que esas conversaciones serían útiles».

Al respecto, Maas subrayó que la Unión Europea (UE) está desplegando todos sus esfuerzos para proteger el pacto nuclear, que limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, y para evitar un conflicto entre Irán y Estados Unidos.

El ministro de Exteriores alemán afirmó que la UE trata de «compensar la retirada de Estados Unidos» del pacto nuclear y «materializar sus compromisos», pero reconoció que «no puede hacer milagros».

El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán (AFP)

El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán (AFP)

Destacó el derecho de Irán a beneficiarse del acuerdo y adelantó que el mecanismo financiero para facilitar el comercio con Irán, llamado Instex, estará el funcionamiento pronto.

Estados Unidos se retiró de modo unilateral del acuerdo nuclear en 2018 y volvió a imponer sanciones a Irán, pese a que los otros firmantes siguen apoyando el pacto.

Ante la ineficacia de las medidas adoptadas por los europeos para contrarrestar las sanciones, Irán anunció el pasado 8 de mayo que suspendía la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares y que dejaría de cumplir con otras obligaciones si no se garantizaban sus intereses en un plazo de 60 días.

Sobre el repunte de la tensión entre Irán y Estados Unidos, el ministro alemán indicó que Alemania y la UE actúan para evitar otra guerra como la de Siria o Yemen ya que – advirtió – «cualquier incidente puede llevar a una situación descontrolada».

El portaaviones de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln fue enviado al Mar Arábigo (USS Abraham Lincoln)

El portaaviones de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln fue enviado al Mar Arábigo (USS Abraham Lincoln)

Las tensión entre Irán y Estados Unidos escaló a finales de abril, cuando Washington puso fin a las exenciones otorgadas a ocho países a la compra de petróleo iraní y designó grupo terrorista a los Guardianes de la Revolución iraníes.

Tensión en el Golfo Pérsico

Teherán designó en reciprocidad grupo terrorista a las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio y amenazó con bloquear el estrecho de Ormuz, por donde cruza buena parte del petróleo mundial.

Washington ha aumentado, además su presión contra Irán con un mayor despliegue militar en Oriente Medio, incluyendo el envío de un portaaviones de propulsión nuclear al Golfo de Omán, lo que ha hecho saltar las alarmas de la comunidad internacional.

Al respecto, el jefe del Comando Central estadounidense, Frank McKenzie, aseguró este lunes que la presencia del USS Abraham Lincoln fue instrumental para evitar un ataque iraní sobre los intereses de Estados Unidos o sus aliados en la región, aunque no ofreció detalles.

Con información de EFE y AP

Relacionado

Deja tu comentario