El compuesto elaborado por científicos mexicanos que podría ser la solución para proteger el hígado de pacientes con VIH

Investigadores de la UNAM obtuvieron la patente de una fórmula química que protege este órgano y lo ayuda a soportar los daños colaterales generados por los fármacos retrovirales:

Los pacientes infectados con el virus de inmunodeficiencia humana, VIH, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida conocido como Sida, contarán con una nueva alternativa para cuidar su hígado, que incluso, podría ayudar a regenerarlo.

Esto gracias a que investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) obtuvieron la patente de una formulación química que protege este órgano y lo ayuda a soportar los daños colaterales generados por los fármacos retrovirales.

El médico Rolando Hernández Muñoz y el químico Armando Butanda Ochoa, ambos investigadores del Instituto de Fisiología Celular (IFC), combinaron concentraciones de Zidovudina (AZT) con adenosina (ADO), compuesto que protege al hígado frente al daño producido por cirrosis y otras enfermedades hepáticas.

Esto, indicaron los investigadores, es una opción terapéutica para proteger a pacientes de los daños colaterales causados por los fármacos antirretrovirales. Además, los investigadores revelaron que durante su trabajo experimental lograron demostrar que la combinación de ambas sustancias puede regresar al hígado su capacidad regenerativa hasta niveles normales.

Los académicos de la UNAM recordaron que, aunque los antirretrovirales que contienen AZT son eficientes en el tratamiento del VIH/SIDA, los pacientes sufren debido a los efectos secundarios graves.

En especial porque alteran la generación de energía, producen debilidad y propician la acumulación de lípidos, lo cual produce hígado graso, y además disminuyen la capacidad de regeneración del tejido hepático.

«Podemos hacer una formulación farmacéutica combinando el tratamiento de antirretrovirales como AZT, junto con la molécula ADO, o un derivado de esta, para no solamente proteger al hígado sino crear un tratamiento de primera adhesión para pacientes que no se tratan», detalló Hernández.

Pese a que los científicos consiguieron la patente, explicaron que aún falta llegar al medicamento final, para lo cual requieren comenzar un protocolo en pacientes humanos y el apoyo de alguna institución de salud.

Tras la etapa de protocolo, y probando estos mismos resultados en humanos, estarían listos para una transferencia tecnológica a alguna empresa farmacéutica que se interese en comercializar el medicamento.

Recientemente, se destapó el caso de que casi 700 personas, niños en su mayoría, contrajeron el virus del Sida (VIH) en el Sur de Pakistán, algunos de los cuales fueron contaminados por jeringuillas ya usadas anteriormente, indicaron este domingo las autoridades sanitarias.

De acuerdo con cifras oficiales, en México 220.000 personas viven con VIH, de los cualessolo 64 % saben de su estado. De estos, 132.000 están recibiendo tratamiento antirretroviral y 110.000 lograron eliminar la replicación viral.

Con información de Efe

Relacionado

Deja tu comentario