Check list» quirúrgico, miedo a las endoscopías y mala praxis: los debates médicos que dejaron la muerte de Pérez Volpin y la clínica de Berazategui

La muerte de la periodista Débora Pérez Volpin y el juicio y sentencia por mala praxis que sobrevino después marcarán un decisivo antes y un después en los procesos médicos de calidad y seguridad centrados en el paciente en la Argentina. A pesar de una sentencia tibia, hubo condena en una figura legal muy escurridiza como es la mala praxis3 años de prisión condicional al endoscopista, la anestesista absuelta y la orden del tribunal de que el Sanatorio de la Trinidad de Palermo sea investigado por encubrimiento.

Quedó en evidencia también la fragilidad del cumplimiento de la norma,  de los controles y protocolos quirúrgicos y médicos en las clínicas y sanatorios respecto de las cirugías y/o de los estudios preventivos de rutina como una endoscopia, que poseen estándar internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y también existe un capítulo argentino, avalado por la actual Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

Lo que permite exhibir es que alrededor de un juicio por mala praxis – más aún si adquiere resonancia pública- además del dolor irreparable para los familiares, existe un impacto social en la salud pública. En los últimos días se sumaron una serie de gravísimos hechos ocurridos en el «Nuevo Sanatorio de Berazategui» , como el caso de una mujer a la que le amputaron la pierna equivocada; la jubilada a la que le extirparon la vesícula sin necesitarlo y murió; y la mujer que ingresó al quirófano por la quebradura de un hueso y salió en estado vegetativo.

Es indispensable para reducir el error médico, establecer una relación de confianza y transparencia  entre médico y paciente. El profesional y la clínica o entidad médica que lo emplea deben clarificar y ejercer de manera férrea los procesos de calidad y seguridad centrados en el paciente

Es indispensable para reducir el error médico, establecer una relación de confianza y transparencia  entre médico y paciente. El profesional y la clínica o entidad médica que lo emplea deben clarificar y ejercer de manera férrea los procesos de calidad y seguridad centrados en el paciente

Ahora, ¿cómo se sobrelleva el miedo al error médico y cuáles son los marcos y protocolos regulatorios -que son parte esencial del derecho de la seguridad de los pacientes – teniendo en cuenta que lo que está en juego es la vida de las personas?

Miedo al error médico

Consultado por Infobae, el doctor Ignacio Gutiérrez Magaldi, médico clínico y presidente de la Sociedad de Medicina Interna de Córdoba señaló: «uno de los conceptos actuales de mayor preponderancia en la práctica médica es el error médico, o la mala praxis médica, donde existen innumerables factores que los predisponen. El ancho abanico de errores médicos abarca desde la amputación de un miembro inferior incorrecto, por no haber realizado una correcta «marcación»sobre el paciente, hasta la administración de una medicación que no corresponde a un paciente, y que era para otro. Para evitar o reducir a su mínima expresión el error médico, los procesos deben ser simples, seguros, estandarizados a través de protocolos de acción y chequeados».

Esto ayudará a los equipos quirúrgicos a reducir el número de acontecimientos de este tipo. En el documento Soluciones de Seguridad del Paciente de la OMS -el primero data de 2007 y se ha ido actualizando hasta hoy- se han establecido metas de calidad y seguridad centradas en el paciente. Aquí se las resumió en 6 puntos concretos:

1) Identificar correctamente al paciente

2) Mejorar la comunicación efectiva entre profesionales de la salud

3) Mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo

4) Garantizar las cirugías en el lugar correcto, con el procedimiento correcto, al paciente correcto

5) Reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención médica

6) Reducir el riesgo de caídas

Muerte de Pérez Volpin: el tribunal condenó por homicidio culposo a 3 años de prisión condicional al endoscopista Diego Bialolenkier. Absolvió a la anestesista, Nélida Puente. El tribunal también ordenó que la clínica sea investigada por encubrimiento aquella fatídica tarde del 6 de febrero de 2018, cuando Débora se presentó en el Sanatorio de la Trinidad para realizarse una endoscopia

Muerte de Pérez Volpin: el tribunal condenó por homicidio culposo a 3 años de prisión condicional al endoscopista Diego Bialolenkier. Absolvió a la anestesista, Nélida Puente. El tribunal también ordenó que la clínica sea investigada por encubrimiento aquella fatídica tarde del 6 de febrero de 2018, cuando Débora se presentó en el Sanatorio de la Trinidad para realizarse una endoscopia

Endoscopias (in) seguras

A partir del caso Pérez Volpin, el miedo quedó instalado: hubo cancelaciones masivas para realizar una endoscopia de turnos otorgados en CABA y resto del país porque desconfiaban de la seguridad del estudio.

Al respecto, en diálogo con Infobae el doctor Lorenzo Padín, presidente de la asociación científica de Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires          (ENDIBA) precisó: «El trágico caso ocurrido con la periodista Pérez Volpin también generó angustia y dolor en la comunidad médica. Los médicos fuimos educados y capacitados para curar y con vocación de servicio, por eso una situación como ésta, una falla frente a un estudio de rutina resquebraja la relación medico- paciente en general».

Para la asociación científica ENDIBA  un endoscopio por su forma original no puede producir una perforación de tipo punzante en la cara anterior del esófago, donde fue señalada la herida de 3 mm de Débora, porque su punta es “tipo roma”, chata . El endoscopio, por una cuestión anatómica, pasa necesariamente por la cara posterior del esófago, en ningún momento enfrenta la cara anterior. (Shutterstock)

Para la asociación científica ENDIBA  un endoscopio por su forma original no puede producir una perforación de tipo punzante en la cara anterior del esófago, donde fue señalada la herida de 3 mm de Débora, porque su punta es “tipo roma”, chata . El endoscopio, por una cuestión anatómica, pasa necesariamente por la cara posterior del esófago, en ningún momento enfrenta la cara anterior. (Shutterstock)

Agregó Padín de ENDIBA, «ahora hay que recuperar la confianza con los pacientes, sobre todo los que deben someterse a una endoscopia, entendida ésta como un estudio preventivo muy importante, para evitar por ejemplo el cáncer de colon. La endoscopia digestiva  y diagnóstica-como la que se realizó Pérez Volpin – es un procedimiento seguro, mínimamente invasivo y con bajas probabilidades de ocasionar efectos adversos».

 Padín describió que “la endoscopía digestiva -a la que se sometió Pérez Volpin- es un estudio que se realiza con un minucioso control visual (cámara de video) a medida que el endoscopio ingresa por el esófago, y sigue por el estómago y duodeno. Ayuda a detectar enfermedades graves a tiempo y permite realizar tratamientos que antes requerían cirugías”.

Recientemente la Asociación Argentina de Cirugía (AAC) participó activamente del documento que se publicó en el Boletín Oficial, Directrices de Organización y Funcionamiento de las Unidades/Servicios de Endoscopia Digestiva (UED), el cual representa un gran avance para el trabajo de los endoscopistas de la Argentina, así como para asegurar un mayor estándar de calidad de las prácticas endoscópicas.

El documento se comenzó a trabajar en noviembre de 2017 y el Ministerio de Salud de Nación de ese entonces convocó a participar a la AAC junto a 8 sociedades científicas. Allí quedaron asentadas hasta la actualidad  las bases mínimas requeridas para realizar endoscopias con calidad y seguridad.

«Check list» quirúrgico

Para reducir el error médico es fundamental realizar responsablemente el «check list» quirúrgico, basado en las normas de calidad y seguridad que también establece la OMS, y conformando las metas dentro de lo que se llama la cirugía  segura.

Ya en el año 2009, la OMS publicó el Manual de Aplicación de la Lista de Verificación de la Seguridad de la Cirugía, conocida como check list o lista de cotejo bajo el programa «La cirugía segura salva vidas«.

La Asociación Argentina de Instrumentadoras Quirúrgicas (AADI) fue parte de la Comisión Nacional asesora para la Seguridad del Paciente del Ministerio de Salud de la Nación –integrada por sociedades científicas e instituciones médicas–, y adaptó en base al listado de verificación quirúrgica de la OMS y su manual de aplicación, el propio manual de procedimiento para nuestro país.

La asociación científica de instrumentadores quirúrgicos de la Argentina (AADI) recomienda el uso de la lista de verificación o check list para la cirugía segura, un mecanismo que fomenta la prevención de eventos adversos ligados a la atención de los pacientes.  Foto: (iStock)

La asociación científica de instrumentadores quirúrgicos de la Argentina (AADI) recomienda el uso de la lista de verificación o check list para la cirugía segura, un mecanismo que fomenta la prevención de eventos adversos ligados a la atención de los pacientes.  Foto: (iStock)

Este programa insta a aprovechar el compromiso y la voluntad clínica para abordar importantes cuestiones de seguridad, como las inadecuadas prácticas de seguridad anestésicas, las infecciones quirúrgicas evitables y la escasa comunicación entre los miembros del equipo quirúrgico. Se ha comprobado que estos son problemas habituales, que comportan riesgo mortal y podrían evitarse en todos los países y entornos.

En la Argentina, en enero del 2012, el Ministerio de Salud de la Nación aprobó el manual de procedimientos para cirugías seguras. La Resolución Nº 28/2012 indica que las instituciones y profesionales de la salud que realicen actos quirúrgicos, deberán incorporar a sus procedimientos el Listado de verificación para la cirugía segura y su Manual de uso e instrucciones, para reducir las muertes y complicaciones prevenibles durante este tipo de intervenciones.

 En Estados Unidos el “check list” lo hace el cirujano y en otros países el anestesiólogo. En nuestro país se definió que esta función la cumpliera la instrumentadora quirúrgica – señalada como la “circulante de quirófano”–, es la persona que conoce todo el contexto del quirófano.

El doctor Gutiérrez Magaldi puntualizó a Infobae: «el check list quirúrgico permite conocer si el paciente trajo todos los estudios en condiciones: el electrocardiograma con valoración cardiovascular, el laboratorio con coagulación y el laboratorio de rutina pre quirúrgica; y saber si el paciente tiene la preparación pre quirúrgica. Existe además un check list de enfermería, otro médico y el previo, así que un paciente antes de entrar a una cirugía y/o a quirófano debe pasar por los tres filtros. Luego el instrumentador quirúrgico leerá los datos filiatorios al cirujano, y controlará si las marcaciones sobre el cuerpo del paciente están bien hechas. Justamente -entre otras cosas- para evitar que se opere o ampute un miembro equivocado».

Hay mucho por hacer aún en las clínicas y sanatorios -sean públicas o privadas – de todo el país respecto de la aplicación de los protocolos que protegen la seguridad y velan por los derechos de los pacientes (Shutterstock)

Hay mucho por hacer aún en las clínicas y sanatorios -sean públicas o privadas – de todo el país respecto de la aplicación de los protocolos que protegen la seguridad y velan por los derechos de los pacientes (Shutterstock)

 La sobreinformación en Internet sobre temas de salud – el llamado efecto “doctor Google” – que cada vez más utiliza la sociedad en general es nocivo, si no se aplican criterios de discernimiento. Aumenta la sensación de inseguridad y de falta de confianza entre el médico y los pacientes

Apuntó Gutiérrez Magaldi, el caso Pérez Volpin también dejó una pregunta sobre la mesa para los médicos: ¿cualquier paciente debe hacerse una endoscopia digestiva alta? Cuando un paciente tiene dispepsia o síntomas de dificultad digestiva, el principal factor predisponente para la gastritis, no hay que solicitar a cualquiera una endoscopia. Incluso, en el caso argentino  asistimos a una sobreindicación de la endoscopia digestiva.

«Cuando se hace una endoscopia digestiva hay que pesquisar antes si hay gastritis o reflujo. Según The New England Journal of Medicine, las endoscopias en pacientes con síntomas de dispepsia, deben ser menores a 60 años, sin antecedentes familiares de cáncer gástrico, ni de pérdida de peso».

Fantasma de la mala praxis

«Cuando no existe o no se consolidó una buena relación médico-paciente, esto provoca la mayor incidencia de posibilidades de juicios por mala praxis; además de los casos específicos en los que se vulneraron mecanismos de calidad y seguridad y metas establecidas por la OMS para garantizar procedimientos seguros», refirió a Infobae Gutiérrez Magaldi.

“La confianza se construye con procesos estandarizados para intentar reducir al mínimo el error médico, y sobre todo hacer hincapié en la buena relación médico paciente, que ayudará a construir un vínculo de confianza”, explicó a Infobae Gutiérrez Magaldi (Shutterstock)

“La confianza se construye con procesos estandarizados para intentar reducir al mínimo el error médico, y sobre todo hacer hincapié en la buena relación médico paciente, que ayudará a construir un vínculo de confianza”, explicó a Infobae Gutiérrez Magaldi (Shutterstock)

Al respecto, Carina Sequeira médica cirujana y miembro de la Asociación Argentina de Cirugía– MN 101714) refirió, «hay que saber interactuar con el paciente, poder establecer un diagnóstico, tener un marco teórico, dominar habilidades y destrezas, saber liderar y comunicar y principalmente saber manejarse en los eventos adversos».

«Si el médico explica al paciente las ventajas y desventajas de cada estudio,  cómo se va a encarar la patología, si tiene un buen informe médico, si cita a la familia, en general no tendrá problemas. Y si llegase a haber un error, el médico tiene que comunicarlo rápidamente a la familia. Es importante involucrar a cada uno de los eslabones y especialidades médicas alrededor del paciente y trabajar bien informados y en equipo. Esta es la verdadera puesta en acción de las metas de calidad y seguridad para el paciente», concluyó Gutiérrez Magaldi.

Relacionado

Deja tu comentario