Síndrome del shock tóxico: síntomas y precauciones

El caso de Maëlle, la joven belga de 17 años que falleció hace unos días a causa de un síndrome del shock tóxico ha puesto el foco sobre un problema asociado al uso de tampones que, aunque infrecuente, puede ser muy grave.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL SHOCK TÓXICO?

Es una complicación que provocan algunos tipos de infecciones bacterianas. En la mayoría de los casos, esta complicación se ha asociado a las toxinas que producen bacterias del género Staphylococcus, aunque también se ha asociado a la acción de Streptococcus. Algunas cepas de estos patógenos son capaces de producir una toxina que desencadena infección generalizada y sepsis en poco tiempo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL SHOCK TÓXICO?

En un primer momento, puede aparecer: fiebre alta repentina, vómitos y diarrea, hipotensión, confusión, dolor muscular y de cabeza, erupción cutánea, enrojecimiento de ojos, boca y garganta y convulsiones. Si no se trata a tiempo, el cuadro se complica y puede provocar una infección generalizada y el fallo de distintos órganos.

¿POR QUÉ SE RELACIONA EL SST CON EL USO DE TAMPONES?

No están muy claro los mecanismos de esta asociación, aunque parece que la capacidad de absorción de estos productos y su colocación en el interior de la vagina favorece la producción de toxinas. Debido a esto se aconseja adecuar el nivel de absorción de los tampones a la cantidad de flujo menstrual optando siempre por el menor grado de absorción y realizar cambios a menudo (cada cuatro a ocho horas). De cualquier manera, los médicos recuerdan que se trata de una infección infrecuente que no sólo se asocia al uso de tampones.

¿CON QUÉ OTROS PROBLEMAS SE HA ASOCIADO EL SST?

Tener cortes o qumaduras, haberse sometido a una cirugía reciente o padecer una infección viral también son procesos asociados al síndrome del shock tóxico. De hecho, según datos de los Institutos de Salud de EEUU (NIH), hoy en día menos de la mitad de los casos de STT están asociados al uso de tampones. Desde que se dejaron de utilizar ciertos materiales superabsorbentes en la fabricación de estos productos higiénicos ha disminuido la incidencia del síndrome de choque tóxico en mujeres que están menstruando.

¿CÓMO SE TRATA EL SHOCK TÓXICO?

Generalmente, este cuadro se trata con antibióticos para frenar el origen de la infección. Además, el paciente suele recibir cuidados para mantener sus constantes vitales, como terapia de soporte, tratamiento de recuperación de fluidos o manejo de la hipotensión.

¿SE PUEDE PREVENIR EL SÍNDROME DEL SHOCK TÓXICO?

Los especialistas recomiendan adecuar la absorción de los tampones al flujo menstrual y nunca usar productos de mayor absorbencia de la necesaria. Además, también es importante cambiar los tampones con frecuencia y al menos una vez al día recurrir a otras opciones higiénicas.

Relacionado

Deja tu comentario