La recesión sexual de los millennials en EEUU se extendió a otros grupos de edad

La postergación del matrimonio y el aumento del celibato, pero también las redes sociales y el entretenimiento en streaming, hacen que una de cada cuatro personas pasara un año entero sin sexo:

En 2018 la cantidad de adultos estadounidense que dijeron que había pasado una semana entera sin tener relaciones sexuales llegó a un récord histórico. The Atlantic publicó un artículo -que causó mucho revuelo- bautizando el fenómeno como «recesión sexual». La revista hablaba solamente de los millennials, pero nuevos estudios muestran que esa generación es en realidad la que lidera, por su peso demográfico, una tendencia que afecta a muchas más personas.

A partir de los datos de la Encuesta Social General (GSS, que desde 1972 registra los cambios en la sociedad estadounidense), The Washington Post calificó el fenómeno como «la gran sequía sexual«. Entre los culpables se destacan las redes sociales, el entretenimiento siempre disponible en streaming, la valoración de la amistad sobre el matrimonio y el desafío de distintas minorías a la organización patriarcal.

Según Business Insider, las tasas de celibato han aumentado de manera sostenida en las últimas tres décadas y la cantidad de personas de 18 a 29 años que dijeron no haber tenido relaciones sexuales en un año entero se duplicó entre 2008 y 2018. Ese último año, reveló la GSS, uno de cada cuatro estadounidenses, incluido pero también más allá de ese grupo de edad, dijo no haber tenido relaciones sexuales en los 12 meses anteriores.

En primer lugar, los millennials ya pasaron los mejores años de su capacidad sexual como la generación que más tarde llegó al matrimonio. Como resultado de casarse después que sus antecesores —o no casarse en absoluto— podrían ser los que menos vida sexual tenido. Pero, además, los cambios culturales que marcaron a este grupo podrían estar en el centro de la recesión.

«La creciente disponibilidad de entretenimiento en línea, incluidos los servicios de streaming y las redes sociales, juegan un papel en la frecuencia con que se da el sexo», conjeturó Business Insider. «Eso significa que inclusive las personas que están en pareja pueden elegir pasar su tiempo libre en Netflix o en Instagram más que en la cama con el otro».

Las mujeres, que lograron más independencia en las décadas recientes, se incorporaron a un mercado sexual desregulado donde ellas también pueden ser más selectivas. Las heterosexuales «se casan a tasas récord de bajas», destacó la publicación. Según la GSS, el 18% de las mujeres de 18 a 30 años no tuvieron relaciones sexuales el año pasado.

La amistad y el streaming son más característicos de los millennials que el matriomonio y el sexo. (iStock)

La amistad y el streaming son más característicos de los millennials que el matriomonio y el sexo. (iStock)

Ese grupo llegó al 28% en el caso de los varones. «Las razones probablemente incluyen una mayor preferencia por los video games y la pornografía«, tuiteó el psicólogo Leonard Sax, citado en Medical Xpress. «Los varones jóvenes me dicen que los video juegos y el porno son mucho mejor hoy que hace 20 años».

Detrás de los millennials, el grupo de 50 a 59 declaró que en un 13% no tuvo relaciones sexuales en 2018. Desde los 60 en adelante, el segmento sin sexo se mantuvo estable en un 50%. Sin embargo, el promedio para todas las edades mostró un aumento al 23%, desde el 19% hace dos décadas.

Relacionado

Deja tu comentario