Amazon enfrenta demandas por el despido de siete trabajadoras embarazadas

Ex empleados aseguraron que la compañía se preocupa más por los números que por sus trabajadores:

Siete mujeres y media docena de trabajadores demandaron a la compañía digital de comercio más grande del mundo, Amazon, a quien acusaron de haber sido discriminadas y posteriormente despedidas por el solo hecho de estar embarazadas.

De acuerdo con el sitio web especializado en tecnología CNET, 7 demandas fueron realizadas por algunas trabajadoras de los almacenes que en los últimos años desempeñaron su trabajo durante su embarazo y comentaron que la empresa no logró satisfacer sus necesidades durante los meses de gestación.

Ellas aseguraron que solicitaron mayor accesibilidad por parte de sus superiores en su área de trabajo ya que requerían de algunas consideraciones durante su jornada, como mayores tiempos para ir al sanitario y menos horas de pie, entre otras tantas solicitudes.

Las demandantes explicaron que todas las mujeres embarazadas fueron despedidas poco tiempo después de que les informaran a sus gerentes sobre su estado.

Jeff Bezos, CEO de la compañía líder en el mundo (Foto: Archico)

Jeff Bezos, CEO de la compañía líder en el mundo (Foto: Archico)

Estas políticas podrían demostrar que tanto Amazon como su CEO Jeff Bezos han creado condiciones extenuantes en sus centros de cumplimiento en los Estados Unidos.

Desde hace algún tiempo activistas y sindicatos han intentado organizar a los empleados inconformes en contra de la compañía puesto que los presionaba a trabajar jornadas complicadas, además de monitoria de cerca su productividad.

Y es que, a medida que la empresa introduce mayores beneficios para el consumidor, como reducir el envío de Amazon Prime de dos a un solo día , estos incidentes plantean las interrogantes sobre a qué costo humano está dispuesta a brindar tales comodidades a sus usuarios.

Una de los casos fue el de Beverly Rosales, quien quedó embarazada en octubre y después de algunos meses, tuvo que informar sobre su condición a sus supervisores en el Golden State Fulfillment Center de Amazon.

Uno de los centro de almacenaje de Amazon (Foto: Archivo)

Uno de los centro de almacenaje de Amazon (Foto: Archivo)

«Necesitan la mayor cantidad de personas que no necesitan adaptaciones para trabajar allí. Se preocupan más por los números que por sus empleados», señaló Rosales al medio especializado.

Los alegatos de las empleadas fueron desestimados por un portavoz de Amazon, quien a través de un comunicado aseguró que no es del «todo cierto que la compañía despediría a cualquier empleada por estar embarazada».

Explicó que la empresa es un empleador con igualdad de oportunidades y además de que se trabaja de la mano del empleado para satisfacer tanto las necesidades médicas a padres como diversos beneficios de maternidad.

En los últimos años Amazon se ha esforzado para mejorar su imagen pública y promover los beneficios que ofrecen a los empleados del almacén a quien aumentó su salario inicial de 15 dólares por hora abogando por un incremento en el salario mínimo federal.

Sin embargo, pese a esos esfuerzos, una de las compañías más valiosas del mundo, con una capitalización de mercado de casi un billón de dólares, aún necesita cambiar.

Relacionado

Deja tu comentario